Evo – Áñez: Crónica diferida de una renuncia tardía y una candidatura incipiente

Crónica política de la jornada. El MAS decidió aceptar la renuncia de Morales el día de antes de que venciera el mandato, mandando un mensaje cifrado interno; mientras, Áñez planea un discurso que le abra las puertas de la candidatura

En la víspera del 22 de enero, ese día en el que expiraban todos los mandatos, la mayoría de la bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) decidió aceptar la renuncia de su jefe de siempre y cerrar un círculo que necesita de infinidad de claves internas para entenderse, y más para proyectar lo que va a significar de aquí al 3 de mayo.

A nadie se le escapa que han pasado más de dos meses desde que esa carta llegó a la ventanilla de la Asamblea Plurinacional y que a día de hoy, ya con las elecciones convocadas y una Ley de Extensión de mandatos promulgada con la venia de la misma bancada, era totalmente innecesaria su lectura y aprobación. El propio Tribunal Constitucional Plurinacional avaló la tesis de la vacancia intolerable que debía llenarse como fuera que posesionó a Áñez aquel 12 de noviembre. El no tratamiento de la carta permitía a unos sostener la renuncia y a otros hablar de incertidumbre.

El MAS de Eva Copa, Henry Cabrera y Omar Aguilar argumenta que lo hacen por la institucionalidad del país y la pacificación, objetivo cubierto hace unas cuantas semanas, y que con el Ejército en las calles no tiene demasiada solvencia. Asambleístas del PDC y de UD brindaron coartada con griterío y tratando de negarse al tratamiento, pero lo cierto es que el mensaje era interno.

El candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, fue de los pocos que se aventuró a hacer una interpretación: “destruye el argumento del golpe de Estado, es una renuncia aceptada por su propia bancada”. Del resto hubo más o menos silencio.

En las filas de la bancada hubo acusaciones de traición y un conteo ultra rápido, unido a un silencio oficial, que impide verificar quién votó qué. Adriana Salvatierra salió casi llorando del hemiciclo. Valeria Silva presentó su renuncia. El eco del binomio encabezado por Luis Arce Catacora, secundado por David Choquehuanca, resonaba en todas las paredes. Hay quien acusa y acusa, pero tampoco delinea qué exactamente podría haber hecho el MAS – de aquí y de allá – en este periodo si la intención era recuperar el poder por las ánforas. ¿Bloquear qué? ¿Posesionar a quién? ¿Vaciar el qué? ¿Movilizar para qué?

Un extraño 22 de enero

Con todo el foco centrado en el MAS, los candidatos que buscan aliados, los que buscan partido y los que se buscan a sí mismos tuvieron un día más de margen para aguantar en voz baja la presión que parece estar desbordada, en unos días de negociación “a cara de perro”.

Discursos

La Presidenta Jeanine Áñez emitirá un informe desde las 11.00 de la mañana en Palacio Quemado, Evo Morales a las 19.00 desde Buenos Aires

Hoy Jeanine Áñez se juega buena parte de sus posibilidades de ser candidata, si así lo estima, pues el país estará pendiente, y con probabilidad no perdone otro “salvajes” o similar. Áñez tenía un pie fuera de los Demócratas el 10 de noviembre y no acaba de ser creíble lo de que Rubén Costas negocia por ella.

La acción de gobierno se está canalizando en la candidatura de Tuto Quiroga, muy plano en la última semana desde la llegada de Branco Marinkovic, pero que ejerce el rol del “vengador” y que es apoyado por una minoría muy ruidosa en redes sociales y que intenta mantener la presencia en las calles. Hoy por ejemplo hay convocadas movilizaciones en varias ciudades.

A Luis Fernando Camacho le pasa lo que a Vox en España o a Cristina Kirchner en Argentina, que aunque digan una cosa, sus incondicionales ya tienen una imagen de él que no van a modificar. De ahí que sus propuestas de mano tendida y conciliación nacional sean entendidas siempre desde la caridad. MNR, ADN, CC y el partido policial PAN Bol parecen no ser suficiente, y de ahí que Camacho haya empezado ya a hablar de confluencias incluso con Carlos Mesa.

Por fuera corre Chi Hyun Chung, que no tiene partido pero sí feligreses que le volverán a votar, y se lo piensa Félix Patzi, que había confirmado pero contemplaba un paso atrás por Choquehuanca.

En la negociación más dura está Sol.bo, que se jugó el órdago por Luis Revilla y Samuel Doria Medina, que fue candidato dos horas en twitter hasta que decidieron matizar las declaraciones de su vocero con una apuesta por participar – a diferencia de lo que hizo en octubre, donde optó por retirarse “por el bien de la unidad”.

Los plazos siguen corriendo. Este viernes 24 de enero de 2020 vence el plazo para registrar alianzas entre partidos, lo que no limita la inclusión de invitados en candidaturas que después vayan en solitario, aunque sí deberían renunciar a sus siglas los que decidan correr con otros. El 3 de febrero será el plazo de presentación de candidatos. Hasta entonces, todo es política.

Dos discursos para un 22 de enero

Tras las reticencias iniciales, la Presidenta Jeanine Áñez emitirá un mensaje desde Palacio Quemado y no desde la Asamblea Plurinacional y que hará su propio balance de los años del Estado Plurinacional. La hora estimada son las 11.00 de la mañana.

Por otro lado y desde Buenos Aires, el expresidente Evo Morales tiene prevista una concentración desde las 16.30 hora argentina en el Estadio Deportivo Español. El acto político será a las 19.30 y se espera que allí participen también los candidatos recientemente nominados: Luis Arce y David Choquehuanca.

Las fuerzas políticas estarán atentos tanto de uno como de otro discurso para establecer las nuevas estrategias.