Estudio del Cedla: Sinohydro y Railway, las empresas más denunciadas por violaciones laborales

De las 17 empresas chinas, el Cedla identifica, además, a Sinopec y a la minera D´Cobre como las más denunciadas por vulnerar normas ambientales.

Trabajadores de la construcción. Foto ilustrativa

El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) identificó a las empresas chinas Sinohydro y Railway como las firmas asiáticas más denunciadas en el país, por la vulneración de derechos sociolaborales entre el 2015 y junio 2019,  en tanto que Sinopec y la minera D´Cobre fueron las más denunciadas por incumplir normas ambientales.

El aumento en el número de denuncias en contra de las empresas chinas coincide fuertemente con la llegada de estas compañías de construcción de infraestructura al país en el 2015, según el estudio “Empresas chinas: denuncias sobre derechos de los trabajadores y situación ambiental 2015-2019” publicado en la revista Plataforma Energética.

En el periodo que abarca el estudio, se registraron 470 denuncias socio-laborales y ambientales en contra de 17 empresas chinas.

Las principales denuncias interpuestas por los trabajadores bolivianos están relacionadas con la vulneración de derechos socio-laborales. Las tres más recurrentes están referidas al maltrato físico y psicológico, la falta de seguridad industrial (uniformes y/o herramienta de trabajo) y falta de seguridad social referido al seguro médico y/o aportes a las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP).

Sinohydro Corporation Limited Sucursal Bolivia, es la compañía que concentra la mayor cantidad de denuncias (153) pero también el mayor número de proyectos conflictivos en el país: seis en total.

Esta compañía cuenta con dos proyectos de infraestructura hidroeléctrica en el país: Ivirizú y la recién terminada San José en Cochabamba, además de cuatro de infraestructura carretera en las vías: El Salto-Padilla (Sucre), la doble vía Montero-Yapacaní (en la ruta Santa Cruz- Cochabamba), El Sillar (Cochabamba) y la recién terminada doble vía Ivirgarzama-Ichilo (tramo de la doble vía Santa Cruz-Cochabamba), su obra más conflictiva con casi la mitad de las denuncias.

De hecho, cuando Sinohydro concluye la doble vía Ivirgazama-Ichilo en noviembre de 2018, esta empresa subraya que la entrega de este proyecto significaba un hito “porque marca la primera meta de la compañía en el mercado de obras de ingeniería en Bolivia”.

Sin embargo, basándonos en los numerosos conflictos presentados en la obra, con un total 53 denuncias socio-laborales, siete paros y una huelga de hambre por parte de los trabajadores y siete conflictos con los pobladores aledaños a la obra, durante sus cuatro años de construcción, el Cedla considera que “esta obra puede considerarse un hito en lo que se refiere a vulneración de derechos socio-laborales”.

Luego de varias inspecciones por parte del Ministerio de Trabajo, en abril 2016, el ente sanciona a la firma con una multa por 340 mil bolivianos (equivalente a $us 40 mil) por incumplimiento a leyes sociales, hasta ahora la multa más grande impuesta a una empresa china en el país, según la base de datos.

Por este tipo de vulneraciones a los derechos de los trabajadores que se repite en otros proyectos como la carretera Padilla-El Salto, el Ministerio ha caracterizado la actitud de la empresa de: “reacia a acatar las disposiciones laborales y de seguridad ocupacional vigentes en el país”.

En segundo lugar, se encuentra la china Railway Construction Corporation (International Limited)  (CRCC), con 87 denuncias en su contra, las mismas se concentran en un solo proyecto, la construcción de la carretera Rurrenabaque-Riberalta en el departamento de Beni, convirtiéndose en la obra más conflictiva del país.

En tercer lugar, se encuentra Harzone Industry Corporation con 38 denuncias. La empresa está a cargo de dos proyectos carreteros: el tramo carretero Porvenir-Puerto Rico (Pando) y el tramo Veracruz-Paracaya (doble vía al Valle Alto, Cochabamba); y dos proyectos de construcción de puentes: Puente Beni II en el sector Peña Amarilla, que conecta los departamentos de Beni y Pando y el puente Madre de Dios.

El año en que se encontró mayor número de denuncias socio-laborales fue el 2017 con un total de 118 (31% de las denuncias registradas). En cuanto a medidas de presión, los trabajadores han realizado un total de 39 paros de las cuales casi la mitad, 17, han sido efectuados contra Sinohydro: cuatro huelgas de hambre y en una oportunidad se han crucificado demandando el cumplimiento de sus derechos socio-laborales.

Por vulneraciones ambientales 

Entre las denuncias por infracciones ambientales, destacan como las más comunes: la contaminación de ríos, deforestación y no contar con licencia ambiental. No obstante, el tráfico de colmillos de jaguar es uno de los asuntos más mediáticos en cuanto a los impactos de la presencia del capital chino en el país.

Los trabajadores chinos de las empresas BGP y CRCC fueron los más denunciados por participar en la matanza de jaguares y el tráfico de colmillos.

Sinopec es la empresa que acumula la mayor cantidad de denuncias ambientales, nueve en total. En segundo y tercer lugar, se encuentran la empresa Minera D’COBRE S.A y la compañía Minera Amazona Bolivia S.A. “Comabol S.A.” con siete y cinco denuncias respectivamente.

En cuarto lugar, tres empresas con cuatro denuncias cada una: BGP, China International Water Electric Corp (CWE) y Sinohydro.
“Encontramos que la Asociación Accidental Rositas (AAR) y BGP son firmas que se destacan por presentar instancias de conflicto con las comunidades debido principalmente a la invasión de propiedad privada e incumplimiento de compromisos sociales”, cita el documento.

También se destacan denuncias por vulneraciones a los derechos de los pueblos indígenas. En concreto, la no realización de la consulta previa, libre e Informada en dos proyectos: la hidroeléctrica Rositas a cargo de la AAR y el proyecto carretero El Espino-Charagua-Boyuibe a cargo de la China Railway Group Limited (Sucursal Bolivia) (CREC) donde se cuestiona el proceso como simples reuniones de socialización.

Se reportó una denuncia en contra de la empresa BGP por poner en peligro a pueblos en aislamiento voluntario que habitan entre los ríos Manupare y Manurimi, ambos afluentes del río Madre de Dios en el norte del departamento de La Paz y departamento de Pando, durante sus trabajos de exploración sísmica en busca de gas y petróleo.

Les peores empresas, según los trabajadores

El Cedla basó su trabajo en al menos 260 notas de prensa, medios escritos y televisivos, libros, páginas Facebook de medios locales y el sitio web del Ministerio del Trabajo. Los trabajadores identificaron a las 17 empresas chinas más denunciadas.

1. CAMC Engineering Co. Bolivia Branch (CAMCE) filial de China National Machinery Industry Corp. (SINOMACH)
2. Nuclear Industry Nanjing Construction Group CO. LTD. Sucursal Bolivia
3. Vicstar Union Engineering
4. Sinohydro Corporation Limited Sucursal Bolivia
5. Sinopec International Petroleum Service Ecuador S.A. (Sede Bolivia)
6. China Railway Construction Corporation (International Limited) (CRCC)
7. China Railway Group Limited (Sucursal Bolivia) (CREC)
8. BGP Bolivia, subsidiaria de BGP Internacional y parte de la estatal China National Petroleum Corporation (CNPC)
9. Harzone Industry Corporation
10. Harbour Engineering Company
11. China International Water Electric Corp
(CWE)
12. Asociación Accidental Rositas (AAR)
13. Jungie Mining Industry S.R.L
14. Empresa Minera de Inversión “SUBO” S.R.L
15. Compañía Minera Amazona Bolivia S.A.
“Comabol S.A.”
16.  Empresa Minera D’COBRE S.A.
17. Empresa Minera YANG FAN S.A.

Tomado de ANF