Envejecimiento celular

Es indudable, que el paso del tiempo produce alteraciones fisiológicas y estructurales en casi todos los órganos y sistemas. El envejecimiento de los individuos está influido en gran medida por factores genéticos, dieta, aspectos sociales y la aparición de enfermedades relacionadas con la edad, como la aterosclerosis, la diabetes y la artrosis. Además, las alteraciones inducidas por el envejecimiento en las células son un componente importante del envejecimiento del organismo.

Conociendo más
El envejecimiento celular puede representar la acumulación progresiva con los años de lesiones subletales que pueden conducir a la muerte celular o, al menos, a una disminución de la capacidad de la célula para responder a la lesión. Diversas funciones celulares se deterioran progresivamente con la edad. Las células envejecidas tienen una capacidad reducida para captar nutrientes y para reparar las lesiones cromosómicas.

Se han propuesto varios mecanismos para explicar el envejecimiento celular, las teorías más recientes se centran en dos procesos relacionados entre sí: la existencia de un reloj genéticamente determinado, que controla el envejecimiento, y los efectos de la exposición continua a factores exógenos, que dan lugar a la acumulación progresiva de lesiones celulares y moleculares.

Las características fundamentales del envejecimiento de la piel son la pérdida de la elasticidad y la deshidratación. Las células epidérmicas se adelgazan, las modificaciones en los haces de colágeno, junto con la falta de hidratación, provocan las arrugas y la piel da la sensación de colgar sobre los huesos; la repetición de un mismo gesto facial a lo largo de la vida, el clima y la exposición al sol prolongada son algunos de los elementos que influyen en el envejecimiento dérmico.