Envejecer saludablemente

Sabías que el 6.4% de la población en Bolivia y 19% en Holanda son personas mayores de 65 años?. Alrededor del mundo estas cifras se están incrementando rápidamente y los países y sus políticas tienen que ajustarse a esta gran oportunidad de poder vivir más y con calidad de vida. En Holanda he tenido la gran oportunidad de compartir caminatas de 9 kilómetros que duran alrededor de 3 horas junto con un grupo de personas de entre 76 hasta 82 años. El grupo se reune cada lunes a las 14h00 para iniciar su caminata, primero por la ciudad hasta salir a un bosque (Horst) donde pueden tener una caminata tranquila. El grupo va a su velocidad y tiene 2 descansos de 3 minutos a la ida y un gran descanso en una cafetería en el bosque antes de reiniciar su caminata de retorno. El grupo existe 9 años y camina cada lunes con quienes lleguen, llueva o nieve. Los que están enfermos, los que por alguna razón no pueden caminar, o prefieren ir en bicicleta, se unen a tomar un café o té en el lugar de siempre porque su pausa es a la misma hora. Para mi ha sido una experiencia muy grata compartir su caminata, sus charlas y ver que la gente puede conservar su salud realizando ejercicios regularmente además de mantener una vida social activa.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el envejecimiento saludable “como el proceso de desarrollo y mantenimiento de la capacidad funcional que permite el bienestar en la edad avanzada” para tomar sus propias decisiones, ser móvil, construir y mantener sus relaciones y contribuir a la sociedad (trabajando, ayudando a la familia o a su comunidad). Para lograr una buena vida, la OMS recomienda a las personas adultas realizar 150 minutos de actividad deportiva por semana (entre intensa y moderada) o 75 minutos de actividad intensa (nadar, trotar, etc.). Esto se puede lograr si el entorno es favorable para: realizar actividades físicas y sociales, reducir los riesgos para su salud (infraestructura no adecuada, violencia, mala alimentación, no acceso a actividades deportivas), mejorar el acceso a una buena salud y cuidado social.
En Bolivia, tenemos que preguntarnos qué podemos hacer para poner en marcha diferentes políticas, acciones e infraestructura para dar oportunidad a que las personas adultas puedan mantenerse activas, con calidad de vida más tiempo de su vida, en términos de nutrición, salud, reglas de tránsito, deportes y actividades sociales entre otras. El contar más tiempo con personas adultas en buen estado de salud favorece al crecimiento de la economía de un país.

* PhD Economía y Política internacional