En un día tres personas fueron víctimas de robos

Con la llegada del último mes del año, el fin del calendario escolar, las vacaciones y la proximidad de las fiestas de Navidad y Fin de Año, el índice delincuencial tiende a subir. Algo de esto reflejan las tres denuncias realizadas en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), donde las personas denunciantes fueron víctimas de robos en un día.

Una de estas denuncias fue realizada por W.M.O.C. (según sus iniciales) quien declaró ante la Policía que el pasado lunes ella con una amiga habían salido a cenar y a consumir algo de bebidas alcohólicas, pero después de un momento de esparcimiento, en la madrugada del martes decidieron retornar a sus hogares y para ello, tomaron un taxi.

Relataron que cuando estaban a la altura de la zona de San Jacinto, el taxista habría sustraído una cadena de oro avaluada en Bs. 6000, otra cadena de oro con un precio de Bs 600, además de 3.000 bolivianos en efectivo y 30 dólares más.

Declaró que cuando reclamaron al taxista por lo hecho, éste las bajó del asiento y se dio a la fuga con rumbo desconocido.

El otro hecho pasó también el martes antes del mediodía en el barrio La Loma, a la altura del Parque de las Flores, donde dos menores de edad, de 14 y 15 años fueron víctimas de un robo agravado por parte de un sujeto que finalmente fue aprehendido y luego conducido a dependencias de la FELCC.

Después de un par de horas, se aprehendió a un segundo implicado en este caso de robo.

Y finalmente, el otro robo denunciado ocurrió minutos después, a las 12.45 en la zona central, entre las calles Sucre y Alejandro del Carpio donde una mujer que se encontraba almorzando en un restaurant dejó su cartera sobre una silla y minutos después, tras terminar su almuerzo se percató que su cartera ya no estaba.

La mujer declaró que en el interior de su cartera se encontraban su carnet de identidad, tarjetas de débito y la suma de 200 bolivianos. Por lo que al darse cuenta de que perdió todo, fue rápidamente al banco a realizar el bloqueo de la tarjeta, pero se percató que el sujeto desconocido que sustrajo su cartera realizó un retiro de 2.500 bolivianos en efectivo del cajero del Banco Unión.