En plena pandemia, la OMS realiza su Asamblea Mundial

En medio de la pandemia de Covid-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó ayer su 73 Asamblea Mundial, cita que por primera vez sesiona de forma virtual y tiene como tema principal el enfrentamiento a la enfermedad.

Con más de 4,7 millones de contagios en todo el orbe, el coronavirus SARS-Cov-2 acaparó las intervenciones realizadas por las principales figuras de varias organizaciones internacionales, así como por jefes de Estado, de Gobierno, y ministros.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseveró que el cónclave constituye una oportunidad para que los líderes de la salud se comprometan a luchar contra la pandemia en unión y solidaridad.

‘Este pequeño microbio nos está dando una lección de humildad’, sostuvo, y agregó que ninguna nación puede afrontar por sí sola la enfermedad.

‘Hemos visto lo que es posible conseguir con cooperación’, enfatizó, para luego apuntar que ‘la salud no es un lujo, es una necesidad, es la vía hacia la seguridad, la prosperidad y la paz de todos’.

Durante la sesión virtual también intervino el secretario general de la ONU, António Guterres, quien instó a los países a escuchar los criterios e indicaciones de la OMS.

Muchos países han ignorado las recomendaciones de la OMS y como resultado, el virus se ha extendido por todo el mundo y ahora se desplaza hacia el Sur global, donde su impacto puede ser aún más devastador, alertó Guterres.

Para hacer frente a esta emergencia, agregó, urge en primer lugar una respuesta sanitaria a gran escala, coordinada e integral, guiada por la OMS y que haga hincapié en la solidaridad con los países en desarrollo y los más vulnerables.

Los representantes de numerosos países también resaltaron la necesidad de profundizar la cooperación, entre ellos el ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal, quien reiteró la disposición de la isla para compartir sus experiencias en el combate de la Covid-19.

El titular afirmó que se requiere de una respuesta mundial sobre la base de la unidad, la solidaridad y la cooperación, ante una enfermedad que no distingue fronteras, ideologías o niveles de desarrollo.

En este momento más de 2.300 colaboradores cubanos en 26 brigadas médicas contribuyen en la lucha contra el padecimiento en 24 países y a ellos se suman los más de 28.000 que ya se encontraban en 59 naciones, ejemplificó.