El torneo Clausura está en suspenso

Tras una larga reunión en el que participaron los delegados de 13 clubes profesionales (no estuvo el de Real Potosí), que además finalizó con una gresca entre directivos, el Consejo Superior de la División Profesional determinó volver a convocar a un encuentro para el siguiente jueves 21 y definir si el torneo se disputará a partir del domingo 24 de noviembre. Dejaron claro que la continuidad del Campeonato Clausura está en veremos debido a los conflictos sociales que persistes y se agravan en los departamentos de La Paz y Cochabamba.

El Consejo Superior se desarrolló en la ciudad de Santa Cruz en un ambiente particular cerca del aeropuerto de Viru Viru donde al término del encuentro los directivos Marco Rodríguez (de la FBF) y el vicepresidente del club Destroyers (Fernando Blanco) se repartieron golpes y de haber una rápida intervención de otros dirigentes la historia sería otra, surgió el pedido de los titulares de Blooming (Juan Jordán) y los canarios la renuncia de los ejecutivos de la Federación.

«Fue una reunión caliente, por ejemplo el presidente de Destroyers (Carlos Blanco), se manifiesta olvidando la norma, este es un campeonato profesional en el que hay una convocatoria. Acordamos que la fecha de reinicio del torneo sería el 24 de noviembre, pero antes nos reuniremos el 21 para evaluar si las condiciones están dadas y si no hay solución daremos por cerrado el Clausura, pero tendremos que ponernos de acuerdo con la distribución de torneos internacionales», explicó César Salinas, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol.

Los partidos del Campeonato Clausura fueron frenados en seco debido a los problemas sociales en el país, no se juega fútbol profesional desde el 23 de octubre (fecha décima séptima), por lo que los delegados de los 14 clubes fueron convocados, no pudo asistir el representante de los lilas. La reunión se instaló a las 10:30 y finalizó pasada las 16:00 con evidentes opiniones distintas de los directivos, pues unos se inclinan en que el torneo debe continuar, otros porque finalice como está y que el plantel de Wilstermann sea inscrito como Bolivia 2 para la Copa Libertadores del siguiente año.

«De seguir la convulsión hay que reunirse y aclarar muchos puntos, como el de repartir los premios, pero hay que salir de esto de la mejor manera posible y apegándonos a la norma. Como FBF manifestamos la intención de jugar como propone la CONMEBOL. Los dirigentes de los clubes saben de la norma y tenemos que estar pegados a la Confederación hay que ser maduros para cerrar este torneo, pero antes nos reuniremos ya sea en Cochabamba u otra ciudad», añadió Salinas.

El presidente de la FBF puntualizó que hay propuesta que fueron socializadas, como dar por terminado el torneo, los equipos de Wilstermann y The Strongest que están en la búsqueda de la plaza para la Libertadores como Bolivia 2 jugarían un partido de definición fuera del país y por el descenso de la misma manera (Aurora con 33 puntos y Sport Boys con 31, este último perdió tres puntos más y en mesa), pueden ser dos o tres partidos, «pero veremos, esperamos que hasta esa fecha todo se normalice  y se juegue el campeonato a partir del día domingo».

Pacificación

Los clubes de la División Profesional, determinaron hacer conocer un voto resolutivo en el que piden la calma en el país. «Convocar a la pacificación del país, solucionando las diferencias políticas y sociales a través del diálogo promoviendo la unidad de nuestra Patria… El fútbol boliviano no ha sido ajeno a dicha realidad y ha sufrido la interrupción de sus campeonatos oficiales», destaca la nota.