El ejército turco entra en el territorio sirio

Turquía lanzó una operación militar contra combatientes kurdos en el noreste de Siria, pocos días después de que Estados Unidos retiró sus tropas de la zona, con ataques aéreos y de artillería que golpearon posiciones de la milicia YPG en la localidad fronteriza de Ras al Ain.

El presidente turco, Tayyip Erdogan, dijo al anunciar el comienzo de la operación, que su objetivo es eliminar lo que denominó como el “corredor del terror” en la frontera sur.

Turquía preparaba su entrada en el noreste de Siria desde que las tropas estadounidenses, que combatían junto a los kurdos contra Estado Islámico, comenzaron a abandonar el área, en un abrupto cambio de estrategia del presidente Donald Trump. El retiro fue ampliamente criticado en Washington como una traición a los aliados kurdos de EE.UU.

Una fuente de seguridad turca dijo a Reuters que la operación militar comenzó con ataques aéreos, mientras que los obuses bombardearon bases, depósitos de munición y puestos de francotiradores del YPG en zonas alejadas de áreas residenciales.

Un camarógrafo de Reuters en Akcakale vio varias explosiones al otro lado de la frontera, en la aldea siria de Tel Abyad, donde testigos reportaron la huida masiva de la población.

Varias explosiones fuertes sacudieron Ras al Ain, al otro lado de la frontera frente a la localidad turca de Ceylanpinar, indicó un reportero de CNN Turk. Según dijo, podía escucharse el sobrevuelo de los aviones y salía humo de los edificios.

Las potencias mundiales temen que la ofensiva abra un nuevo capítulo en la guerra siria y empeore la inestabilidad regional. Ankara asegura que busca crear una “zona de seguridad” para devolver millones de refugiados a territorio sirio.