El clásico de antaño cruceño terminó siendo un empate

El clásico de Antaño regresó al escenario del profesionalismo, luego de 11 años, con un empate entre Destroyers y Blooming (1-1) este domingo, en el estadio Ramón Aguilera Costas, por la tercera fecha del Clausura, dejando un sabor amargo en ambos lados.

Destroyers anotó primero el gol, sorprendiendo a los celestes, pero por un descuido este resultado se escapó de sus manos y tuvo que aguantar la presión del rival durante los 15 minutos finales para retirarse con un punto. Pese a la división de honores, esta paridad dejó disconforme a estos equipos, porque en tres presentaciones todavía no conocen la victoria.

El gol de los amarillos llegó a los 31 minutos con un disparo de zurda de Daniel Saravia, quien bajó de pecho la pelota, avanzó unos pasos cortos y remató para vencer desde fuera del área al arquero Hugo Suárez.

Antes de esta jugada, Blooming tenía a Destroyers contra su pórtico, principalmente, con centros al área buscando una definición de primera o algún rebote. Y aunque menos utilizada en el primer tiempo hubo una habilitación a Hugo Bargas que finalizó con una acción de mérito de los defensores.

Saravia trató de repetir el gol a través del disparo de larga distancia. De nuevo sacó la zurda y en esta ocasión Suárez pudo evitar el gol ante este remate que iba a media altura cuando la primera etapa estaba por finalizar.

En la segunda parte, Destroyers protegió su área de los ataques de Blooming luego de que en los primeros minutos había un rival más vertical. Con ese control en las acciones fue posible proponer fútbol ofensivo con Vitor Cruz y Jefferson Tavarez por los extremos, y con Saravia siempre atento para buscar otra alternativa.

La igualdad fue conseguida por Paul Arano, a los 72´, con un disparo en segunda instancia. Después de un tiro de esquina, el peligro parecía alejarse, pero Cristian Coimbra volvió a enviar la pelota en zona defensiva con una habilitación de cabeza para Arano, cuyo remate fue bloqueado por un rival, pero en el segundo intento salió triunfante el jugador de Blooming.

El último cuarto de hora del cotejo tuvo a Blooming apretando a la defensa, y la iniciativa de sus laterales le permitió salir de la marcación. Además de ver este ritmo de juego, hubo una discutida falta dentro del área destroyana que no fue cobrada por el árbitro Hostin Prado.

Para cerrar un áspero final de un partido bastante luchado, Vitor Cruz en el lado de Destroyers y Hugo Bargas en Blooming fueron expulsados (91´) por agresión mutua.