El “Caso Trabajadores” contra Montes vuelve a los tribunales

El exalcalde señaló en su momento que se trata de una persecución política de Rodrigo Paz y negó que utilizara funcionarios en el mantenimiento de su casa

Oscar Montes Barzón en conferencia de prensa./El País

Este lunes 2 de septiembre se tiene previsto iniciar el juicio interpuesto por la Unidad de Transparencia del Gobierno Municipal en contra del exalcalde Óscar Montes por el presunto uso de trabajadores municipales en su domicilio particular en San Jacinto. El caso que se ha venido a denominar “caso trabajadores” ha sido aplazado en diversas ocasiones, según la directora jurídica de la Alcaldía, Dielka Dekker, por lo que esperan sea la definitiva.

El exalcalde Óscar Montes y su entorno han indicado en diferentes ocasiones que se trata de un caso político abierto intencionalmente por el alcalde Rodrigo Paz, además de negar los diferentes hechos por los que se le acusa.

Suspensión

Hasta en seis ocasiones se ha visto demorado el juicio por el “caso trabajadores”

El caso se ventila en el Tribunal de Sentencia Segundo en Materia Penal del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ), en el que el Ministerio Público ha acusado formalmente al exalcalde al haberse encontrado indicios de probabilidad de autoría en la comisión de los delitos de uso indebido de influencias, y uso indebido de bienes y servicios públicos del Estado, hechos que se configuran al haberse empleado a funcionarios municipales en su domicilio particular, para labores de jardinería, carpintería, albañilería y guardia de seguridad.

El caso nace a raíz de una denuncia interpuesta en fecha 10 de agosto de 2016 por la Unidad de Transparencia del Gobierno Municipal, al haberse recabado indicios de que el ex alcalde Oscar Montes, entre las gestiones 2011-2015, hubiere aprovechando su condición para utilizar mano de obra pagada con recursos del Estado con la finalidad de realizar trabajos domésticos en su domicilio ubicado en la zona de “San Jacinto”.

El exalcalde señaló en entrevista a este medio que si alguna vez ha requerido personas para trabajar en su finca con algún fin agrícola, recibieron el pago correspondiente y no fue en horarios laborales.

Denuncia

Según la documentación del Gobierno Municipal, los funcionarios trabajadores municipales que prestaron sus servicios en el domicilio particular del acusado responden a los nombres de Leonardo Flores de ocupación albañil; Miguel Rojas de ocupación albañil; Alberto Llanque, carpintero de oficio; Florián Aguirre de ocupación jardinero, y Julián Robles en su calidad de Guardia Municipal, quienes realizaron trabajos según sus respectivas áreas en beneficio de la familia Montes.

“El modus operandi ejercido según la documentación, consistía en que los trabajadores figuraban en tarjetas de asistencia y en cuadernos de registro, tanto en ingresos como en salidas en horas de la mañana y tarde, haciendo figurar así que cumplían sus roles establecidos para los que fueron contratados en el Gobierno Municipal. Asimismo, se tienen declaratorias en comisión y compensaciones, estrategias que en general hacían que los trabajadores presten funciones en el domicilio del ex alcalde percibiendo salarios del Estado. Acorde a la investigación, estos hechos nacían de la instrucción directa de Óscar Montes, “que no canceló un solo centavo” de sus propios recursos” señaló Dekker.