Ejercicios contra el dolor lumbar

José Arciénaga  Preparador físico

Muchos de los ejercicios para la espalda pueden ayudar a fortalecer la columna vertebral y los músculos, ligamentos y tendones sobre los que esta se apoya. La mayoría de estos ejercicios de la espalda se centran no solo en la espalda, sino en los músculos abdominales (estómago) y en los glúteos (nalgas) y en los músculos de las caderas. En conjunto, estos músculos ‘principales’ fuertes pueden aliviar el dolor de espalda, porque brindan un fuerte soporte a la columna vertebral, manteniéndola alineada y facilitando los movimientos que extienden o giran la columna.
De la misma forma en que el acero de refuerzo puede aguantar más peso que una lámina de aluminio, una espalda fuerte y con un buen acondicionamiento puede soportar más presión y proteger la columna vertebral de una mejor manera que una espalda que no ha sido acondicionada a través del ejercicio. El acondicionamiento a través de la flexibilidad y de los ejercicios de fortalecimiento de la espalda no solo ayuda a evitar las lesiones de la espalda o minimizar la gravedad de una lesión si la columna ha sufrido un traumatismo, sino que también puede ayudar a aliviar el dolor causado por muchas afecciones de la espalda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De los ejercicios más conocidos para el fortalecimiento de la espalda rescatamos los de estabilización dinámica de la zona lumbar. Estos ejercicios para la espalda se aprenden, por lo general, por primera vez trabajando con un fisioterapeuta que pueda mostrar los ejercicios y corregir la forma de hacerlos del paciente para asegurar que logre el fortalecimiento y/o alivio del dolor de espalda. A pesar de que los ejercicios de estabilización dinámica de la zona lumbar tienden a ser utilizados para afecciones específicas, también es posible combinar las dos formas de ejercicios de fisioterapia cuando fuere apropiado.