Educacion, no educastración

La educación debe ser integral y completa para atender a todas las necesidades y manifestaciones de las personas y como tal debe dotar a los estudiantes de conocimientos y habilidades básicas necesarias para desenvolverse en la vida. Comprende tanto los aspectos educativos como formativos: intelectual, físico, artístico, social, emocional y político. Al ser integral debe responder a todas las necesidades y manifestaciones de las personas y contemplar la totalidad de las funciones humanas en cuanto a conocimientos, conducta y voluntad.

Cuanto refiero en el anterior párrafo guarda relación con la Resolución del Foro Mundial de las Naciones Unidas (ONU), realizado en Incheon – Corea del 19 al 22 de mayo de 2015: “Más allá del 2015, la educación que queremos” y, en su aplicación podrían estarse realizando las siguientes acciones.

1.- Integración de esfuerzos entre Estado, magisterio organizado, estudiantes, padres de familia, sociedad civil, medios de comunicación, organizaciones sociales, instituciones sindicales y toda la población, sin exclusión alguna; promoviendo actividades de análisis, reflexión, sensibilización, proposición y movilización; tales como: seminarios, talleres, palestras, conversatorios, caravanas, mesas de trabajo, caminatas y ferias que socialicen y concienticen en la implementación de una educación de calidad, pública y gratuita, laica, inclusiva, sin violencia ni discriminación; en otras palabras: “Educación para tod@s de cero (0) a siempre”

2.- Crear en el aula una atmósfera que promueva a investigar, descubrir, redescubrir, construir y reconstruir su propio aprendiza, en el que el maestro se constituya en mediador entre el ambiente áulico y el alumno, renunciando al tradicional rol de enseñante o vocero del saber y ser más bien el guía, el facilitador, el acompañante y apoyo del alumno; pues la función fundamental del maestro debe ser motivar, inducir a aprender descubriendo, aprender haciendo e inventando nuevos saberes que privilegien la creatividad; para ello debe aplicar metodologías activo participativas y avenirse con la estrategia de escuelas al revés, para hacer que el alumno sea el real artífice de la construcción de sus propios conocimientos, en su propio tiempo disponible y a su propio ritmo, incursionando cada vez más, en la tecnología digital.

3.- Educar al alumno de manera integral; buscando como resultado hombres y mujeres intelectualmente capaces de generar y conducir sus emociones, sus aptitudes y sus actitudes; con principios y valores; con capacidad de trabajar en equipo, de negociar, de ser solidario; ser tolerante a la diversidad, ser fraternos y concordantes con el propósito del vivir bien.

4.- Dotar de la necesaria infraestructura y mobiliario educativ@ en observancia a la arquitectura y normas pedagógicas; dotar de ítems necesarios para que no hayan cursos para los que los padres de familia tengan que pagar profesores; Disponer un máximo de 20 – 22 alumnos por clase de modo que se pueda atender más individualmente, evitando considerar al educando, simples fichas.

Lo que ya no se debe hacer es obligar al alumno a que simplemente reciba órdenes, memorice mecánicamente cuanto disque se enseña en charlas y discursos, de modo que se evite castrarle la creatividad, la iniciativa, su voluntad, su autonomía y el poder de decisión. Se debe evitar la esterilización que caracteriza al sistema educativo tradicional y más bien formar estudiantes propositivos, grandes diseñadores y ejecutores de innovadores futuros de grandeza.

Hay que aplaudir y valorar en alto grado a los maestros que educan y descalificar a los que educastran; asimismo distinguir a las autoridades de diferentes niveles y roles en el país, que trabajan para educar y no para educastrar; trabajan con sentido de futuro, dejando de ver simplemente el espejo retrovisor, de manera que nos podamos proyectar a mejores días de progreso, paz y bienestar.


¡Hola! En el diario El País apostamos por la innovación para darte un mejor servicio, por esto creamos nuestra Suscripción Digital con la que podrás disfrutar de acceso ilimitado y descuentos.

Podrás acceder desde cualquier dispositivo a nuestra Edición PDF y a nuestro Archivo Histórico Digital, en el que estarán disponibles nuestras ediciones desde 1991.

Cada mañana recibirás nuestro newsletter, El Despertador, con un resumen de las todas las noticias locales, nacionales e internacionales que necesitas saber para empezar el día.

También obtendrás descuentos en todos los "Lugares Favoritos" de El País, pudiendo ahorrar en diferentes servicios y productos que incrementará tu presupuesto mensual.

Todo esto por sólo Bs.1,70 al día. Haz clic aquí y suscríbete.