EDUCACIÓN: CIVICA, POLÍTICA Y PÚBLICA

Para abordar este tema, primero intentaré configurar los conceptos de cívico, político y público, escudriñando su sentido semántico, que me permita situarme en la importancia del mismo, como el todo necesario para el ciudadano, en el ejercicio de sus deberes y derechos.

Conceptúo como CIVICO al conocimiento, al sentimiento de amor a la patriaya la actitud que tiene una persona respecto al ejercicio de su condición de ciudadano de un país, con relación a sus derechos como ser humano ycomo ser social; para lo que, debe desarrollar sus saberes respecto al concepto de patria, libertad,justicia y valores humanos. Asimismo, debe tener conceptos teóricos de política y de derecho.

POLITICO es un pensamiento ideológico que propulsaa una actitud o acción humana dirigida al logro de objetivos en beneficio de determinadas clases sociales definidas como ricos o como pobres, de la alta sociedad o de la plebe, a los que se busca favorecer y/o defender como administración o gobierno.

PUBLICO es lo que pertenece a todos los pobladores de un territorio o de un Estado. Es visible a todas luces; lo contrario sería privado, particular y consiguientemente prohibido a otros.

Ahora bien, dentro de esta trilogía, ¿qué papel cumple la educación? Yo diría que, al margen del concepto pedagógico, que define educación al proceso de formación humana en lo físico, en lo intelectual o académico, en lo actitudinal, en lo cultural, en lo social, en lo artístico y en lo técnico; la educación, es producto de una discusión y acuerdo político, ya que es con ella que se debe forjar el futuro de la sociedad que se quiere.

´Si se quiere saber qué hombre debemos formar, primero debemos saber qué sociedad queremos tener´; de modo que no hay educación neutra. La educación neutra es la forma más solapada é encubierta de hacer educación, para que quienes detentan el poder económico, social o político,sometan a sus designios a los pobres y desarrapados o a los que piensan diferente.Es como producto de la educación que se podrá determinar la formación de una sociedad con justicia social, una sociedad democrática, o una sociedad bajo tiranía, autoritarismo, prepotencia e injusticia. Será producto de la educación que se formará una sociedad de productores y de trabajadores honestos con gran criterio de gracia, de generosidad, de amor al prójimo como a sí mismo; lejos de la ambición, de la avaricia y sobreexplotación inhumana de hombres contra hombres (genérico). Será como producto de la educación que apreciaremos la igualdad, la unidad y el progreso de todos,como el bien mayor; sin favoritismo para nadie en especial.

Para formar ciudadanos íntegros y excelentes, la educación debe ser integral de excelencia que forme la personalidad, que eduque para la convivencia y también eduque en ciudadanía; lo que no es sino, formar mujeres y hombres cívicos, políticos y públicos, por cuanto, la personalidad prepara al ser humano para enfrentarse a los problemas que se le presenten en la vida, al proporcionales conocimientos, hábitos, valores y destrezas; la convivencia significa aprender el comportamiento que debe tener la persona con la familia, con sus amigos y semejantes, en cooperación, en solidaridad y protección, a la vez que, la práctica de la justicia, del respeto y aplicación de valores éticos; la educación en ciudadanía tiene como propósito aprender normas de vida en la ciudad, en la búsqueda de la tan anhelada convivencia pacífica.

Lo cívico, lo político y lo público es un combo en materia de formación humana (educación) cuyos conceptos necesariamente deben estar integrados para no perder de vista lo que es de interés de la sociedad en general. Por esopara solucionar problemas, se deben buscar estrategias y soluciones que beneficien a todos, sin sectarismo, sin odios y sin rencores; sin amenazas ni bravuconadas; sin mentiras, sin chantajes y conmucha sensatez.

Queda muy claro que, lo que nos falta en nuestro país es más y mejor educación y, una educaciónpública para todos y para toda la vida, una educación integral, de calidad y sobre todo de un buen nivel a la acceda la inmensa población boliviana, que no recibe educación superior deformación científica, técnica y artística,como requisito para su desempeño en la conducción de las riendas de la nación, en sus diferentes ámbitos y niveles, dejando de lado cierto pitonismo, sortilegio, rutina y empirismo, al que se recurre hoy comúnmente.

Quizás es necesaria la aplicacióndel viejo adagio: “zapatero a tus zapatos”. y que no“cualquiera sea un doctor” o que “lo mismo sea un burro que un gran profesor” y cuanto expresa la letra del tango ´Cambalache´ de Enrique Santos Discépalo, compuesto para el siglo XX y que resulta ahora más patético que nunca.Así se evitaría tanta corrupción y tan febril pluri improvisación, don de los impostores.