Dos adolescentes apuñalan y matan a un joven de 17 años en Yacuiba

    El comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Milton Veramendi, dijo que en la investigación realizada por el personal de la División Homicidios la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Yacuiba se pudo conocer que el sábado pasado el joven había ido a una discoteca y al salir de la misma, en la madrugada del domingo, al parecer, se suscitó una pelea donde dos adolescentes, de 13 y 15 años de edad, le habrían agredido con armas blancas. “Los involucrados en la muerte del joven fueron aprehendidos por los organismos policiales y puestos en conocimiento del representante del Ministerio Público para ser cautelados”, indicó.
    El comandante de Frontera Policial de Yacuiba, coronel Juan Carlos Escobar, lamentó la muerte del joven que enlutó a una familia que tenían la esperanza de verlo salir bachiller este año.
    Escobar dijo que, de acuerdo con los relatos de familiares y testigos de la víctima, el joven recibió ocho apuñaladas sin alguna razón, al existir un buen comportamiento del muchacho, “quien tuvo la mala fortuna de haber asistido a la discoteca junto a su novia y primo, donde dos adolescentes, entre 15 a 16 años de edad, los interceptaron para robarles al salir del local nocturno al promediar las cuatro de la madrugada”.
    El oficial policial agregó que tras el hecho, familiares y testigos llamaron a la ambulancia, trasladándolo con vida al hospital Rubén Zelaya, pero le fue imposible resistir las heridas llegando a fallecer al mediodía del domingo. “Nunca tuvo problemas, no fue peleador, no se droga, nada, es injusto lo que lo han hecho a mi amigo”, decía su compañero de colegio.
    Uno de los primos del difunto señaló que la Policía ya identificó a agresores y desmintió la publicación de la noticia en un medio de comunicación de la región, en la que se califica al fallecido como un borracho y problemático. “Mi primo era un chango tranquilo, conocido en el barrio, no era bochinchero, le gustaba compartir con sus amigos con los del colegio, no es como escuché en un medio de comunicación que mi primo era borracho, porque eso es mentira”, señaló.
    Una hermana de la victima pidió justicia ante esta situación y solicitó que los agresores sean trasladarlo a la cárcel de Tarija para su rehabilitación y así se evite a que sean delincuentes peligrosos.