Dieta y sistema inmunológico

Si nuestra dieta es inadecuada o insuficiente se producirá un descenso de las defensas que implica la caída del sistema inmunológico, pero si por el contrario nuestra alimentación es equilibrada y completa, nuestro organismo estará fuerte y en forma para resistir cualquier tipo de enfermedad, para lo cual es necesario tomar conciencia de lo que se come a diario.

Consejos útiles
La alimentación juega un papel importante a la hora de superar temporadas en las que las enfermedades se propagan. La solución no puede ser más sencilla, hay que seguir la dieta mediterránea, reducir el consumo de carne roja y de productos cárnicos a favor del pescado, las legumbres, verduras, las hortalizas y las frutas.

Con estos alimentos podremos estar protegidos, debido al alto contenido en vitaminas y minerales con capacidad antioxidante, que nos hacen más resistentes a las infecciones y protegen a las células del sistema inmune de los daños provocados por los radicales libres. Además estos alimentos contienen fitonutrientes, que desempeñan un papel protector frente a las enfermedades crónicas.