Detienen a ladrón que robó a dos personas

Al promediar las 23.00 del pasado sábado,  dos jóvenes entre las edades de 20 y 23 años fueron interceptados por un sujeto quien los amenazó con un arma blanca para que entregaran sus pertenencias. Tras el robo el delincuente huyó pero a varias cuadras fue capturado por un efectivo policial

El abogado de las víctimas, Romeld Arnez, informó que el hecho se suscitó en inmediaciones de la plaza Uriondo, donde los jóvenes se encontraban sentados en una banca,  minutos  después fueron sorprendidos por M,C (según sus iniciales), mismo que los amenazó con un arma blanca para que entregaran sus celulares; sin embargo uno de los jóvenes se resistió al asalto y el delincuente solo se pudo llevar un celular.

Asimismo, informó que media hora después un policía a bordo de una motocicleta que se encontraba por el lugar, tras realizar un rastrillaje por la zona, capturó al delincuente en la plaza San Juan

Al realizar la requisa el efectivo policial  encontró en los bolsillos del delincuente dos celulares, que aparentemente, uno de ellos  habría sido de otra persona, ya que al momento de interrogar al delincuente, éste no pudo desbloquear el patrón de seguridad del celular que él manifestaba que le pertenecía. Posteriormente fue trasladado a dependencias policiales.

El pasado sábado  se efectuó la audiencia de medidas cautelares para el imputado donde tras realizar la valoración a los antecedentes penales del imputado, el juez determinó dar la detención preventiva, ya que el delincuente el pasado mes fue beneficiado con una medida sustitutivas por robo agravado.

Otro caso

El pasado viernes se efectuó la audiencia de medidas cautelares para una persona imputada por el delito de robo, en la cual el juez cautelar al realizar la valoración determinó dar una medida sustitutiva, ya que no tenía antecedentes penales y además habría devuelto lo sustraído a la víctima

De acuerdo a los antecedentes policiales, el pasado jueves el imputado habría ingresado a una tienda ubicada en el barrio Catedral, para sustraer dinero y algunos alimentos comestibles. Tras una ardua persecución por parte de los vecinos y el propietario del negocio, el delincuente fue capturado