Desarticulan una banda que asaltó 10 kg de oro en El Alto

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) desarticuló la organización criminal que en agosto asaltó a mano armada 10 kilos de oro en la ciudad de El Alto, dijo ayer martes el jefe del DACI, Pablo Blanco.

“Con la captura de tres sujetos en La Paz y uno en la ciudad de Cochabamba, la FELCC desarticuló a esta organización que en julio y agosto causó zozobra en la urbe alteña al perpetrar robos a gravados”, indicó.

El Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) tras dos meses de vigilancia y seguimiento se ha logrado la captura de tres sujetos que participaron del atraco de una caja fuerte con 10 kilos de oro, un vehículo y computadoras, acotó.

Estas personas están plenamente identificadas a través de las imágenes de las cámaras de seguridad aunque reconocieron de su participación en sus primeros testimonios, agregó.

De acuerdo con Blanco, estas personas fueron aprehendidas en posesión de tres vehículos, que según la hipótesis del proceso de investigación habrían adquirido con dinero del asalto.

En este caso, en las últimas 24 horas se aprehendieron a cuatro personas, el primero en Cochabamba en coordinación con el DACI de esa ciudad.

Explicó que este sujeto fue identificado por una víctima y el fiscal asignado al caso emitió el mandamiento de aprehensión que se ejecutó en la ciudad de Cochabamba.

Señaló que se prevé que el sujeto será trasladado a la ciudad de La Paz, en el marco de la investigación que lleva adelante la Fiscalía sobre la desbaratada organización criminal que perpetró tres asaltos a mano armada en la ciudad de El Alto.

Recordó que a finales de agosto, ese sujeto y otros seis de la organización integrada por bolivianos y peruanos perpetraron el atraco a mano armada a una casa de la zona de Villa Tunari de El Alto.

En ese hecho, la organización robo una caja fuerte con 10 kilos de oro, un vehículo y computadoras en la Urbanización Bolívar ‘D’.

Indicó que esas personas están implicadas con el robo a mano armada de 800.000 bolivianos del 15 de agosto, en un domicilio de la ciudad de El Alto.

Un día después perpetraron otro atraco armado a una casa de cambios, donde realizaron un forado para llevarse un botín de 30.000 dólares, en la zona de Senkata.