Denuncian que médico y farmacéutico doparon y violaron a una menor en Santa Cruz

Según los familiares, la adolescente de 15 años fue dopada en dos oportunidades para ser objeto de la vejación.

La farmacia al que acudió la menor antes de ser abusada sexualmente. Foto: Captura de pantalla.

Familiares de una adolescente de 15 años denunciaron que la menor fue víctima de abuso sexual cometido por un médico y un farmacéutico en el municipio de Mairana, provincia Florida del departamento de Santa Cruz.

Según el testimonio de la hermana de la víctima, la primera violación ocurrió el pasado 25 de diciembre y fue cometido por el farmacéutico Rubén Darío Ch. tras que la víctima acudiera a la farmacia “Mairana” para adquirir tabletas abortivas.

“Luego de venderle las tabletas, el doctor le había llevado a su casa y le había hecho echar en una cama. Le aplicó las tabletas y allí ella comenzó a marearse y no podía pararse, ella estaba débil, (entonces) el doctor se aprovechó para abusarla”, dijo a los medios locales.

Un día después de ese hecho, la menor comenzó a sufrir algunas complicaciones en su salud y dos días más tarde se trasladó junto a su madre al centro médico “Mendoza”, también en Mairana, donde se realizó una ecografía y fue atendido por el galeno Robert M.

“El doctor le dice que tenía inflamada la vesícula biliar, pero eso no era así. No tenía ningún dolor en el estómago, solo un sangrado que le provocaba dolor, pero el médico dijo otra cosa”, aseguró.

Según este testimonio, la madre dejó a la adolescente en el centro médico porque debía atender su puesto de venta y el doctor la condujo a la menor a un cuarto donde permaneció echada en una camilla y fue medicada.

Debido a las constantes entradas y salidas del médico, la menor decidió grabar con su celular la atención médica. Luego no recuerda más lo que sucedió hasta que cuando volvió a recobrar la conciencia vio lo que había filmado y descubrió que el médico también la violó mientras ella se encontraba adormecida.

“Hay menores que deben ser víctimas de esos doctores. Si fueron capaces de hacer eso con mi hermana, se debe estar cometiendo lo mismo con otras”, agregó.

Según la abogada de la víctima, Darling Franco, los familiares fueron a presentar una denuncia en la Policía de Mairana, pero no fueron escuchados por las autoridades.

“Vamos a solicitar que el fiscal departamental nos derive un fiscal especial para este caso y se realicen los actos investigativos porque desde la fecha del hecho, la Policía se rehusó a recibir la denuncia”, indicó.

Tomado de ANF