Rolando Blackburn pide disculpas al hincha de The Strongest

Para mí esto es muy duro, paso un momento muy difícil. De todo corazón le pido mil disculpas al hinchas, sabemos que no podré volver el tiempo, queda levantarme y seguir trabajando y lograr el campeonato junto a mi plantel”, declaró Rolando Blackburn, jugador de The Strongest, a quien la lluvia de críticas le cayó como balde de agua fría.

La noche del miércoles en el estadio Monumental José Fierro, de Tucumán el jugador panameño pateó el quinto penal del partido contra Atlético Tucumán que definía la clasificación a la tercera fase de la Copa Libertadores de América, el remate fue de tal manera que llenó las redes sociales con críticas y hasta insultos que también salieron de tono.

Ante las críticas y ya con la cabeza más fría este viernes el jugador decidió dirigirse a su hinchas de igual manera- por las redes sociales, en el que publicó un comunicado con un fondo de color negro como muestra del pesar del futbolista, quien también conversó con la prensa local y se mostró afectado, mientras hablaba un nudo en su garganta se apoderaba de él y dejó escapar algunas lágrimas y prefirió callar.

“Siento un dolor muy grande por haber fallado al club del que soy hincha y formo parte, por haber fallado a millones de hinchas y familias, incluyendo la mía. The Strongest es grande es más grande que un jugador, y sabe levantarse de estas peores caídas, volví a The Strongest porque es mi familia y las familias se apoyan, gracias a todos los que me apoyan y a los que no quiero decirles que lucharemos todos juntos para este año salir campeones”, escribió el jugador.

En el partido de vuelta el atigrado cayó por 2 a 0 en Tucumán, el mismo resultado se registró en la ciudad de La Paz por lo que la llave tenía que definirse en la ronda de los penales en el que el Tigre tenía el resultado a su favor, pues Daniel Vaca había tapado el primer penal (atajó el remate de Javier Toledo), además los atigrados convirtieron cuatro de cuatro, pero cuando le tocó rematar al panameño el balón fue frenado por el golero Cristian Luchetti.

Con esa acción la clasificación del elenco ya era una incertidumbre, pues a partir de ese remate no había opción para el error ya se habían pateado los cinco penales (por lado) y el que fallaba se le caía la noche y fue al atigrado que terminó la ronda de los penales con el marcador en contra (6-5) y la pena de ser eliminado, además de perder más de medio millón de dólares, por la clasificación.