Corea del Norte libera a 3 presos estadounidenses

EPA2649. PYONGYANG (COREA DEL NORTE), 26/04/2018.- Imagen facilitada por la Casa Blanca facilitada el 26 de abril de 2018 que muestra al entonces director de la CIA, Mike Pompeo (i), junto al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, en Pionyang (Corea del Norte). El actual secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, uno de los relevos clave del presidente Donald Trump para encarar la cumbre con Kim, ha aterrizado en la capital norcoreana para preparar la próxima reunión entre Trump y Kim Jong-un. EFE/ Us White House Handout SÓLO USO EDITORIAL? NO VENTAS

Corea del Norte liberó el miércoles a tres detenidos estadounidenses durante una visita a Pyongyang del secretario de Estado Mike Pompeo, despejando un obstáculo crucial antes de la cumbre sin precedentes que sostendrán el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

Los tres hombres estaban de camino a casa desde Pyongyang en el avión del jefe de la diplomacia de Estados Unidos. El presidente planeaba saludarlos cuando aterricen en la Base de la Fuerza Aérea Andrews en las afueras de Washington alrededor de las 0600 GMT del jueves. La liberación parece evidenciar los esfuerzos de Kim por crear una atmósfera positiva de cara a la cumbre con Trump y se produjo tras su reciente promesa de suspender las pruebas de misiles y de cerrar las instalaciones nucleares de Pyongyang.

Aunque Kim está entregando los últimos prisioneros estadounidenses, que en el pasado fueron usados por Corea del Norte como moneda de canje con Washington, también podría estar buscando presionar a Trump para obtener concesiones antes de ceder a sus pedidos para que Pyongyang desmantele su arsenal nuclear.

El anuncio dio a Trump la oportunidad de apuntarse un logro diplomático justo un día después de que su decisión de abandonar el acuerdo nuclear con Irán provocó duras críticas entre sus aliados europeos.

“Estoy complacido de informarles que el secretario de Estado Mike Pompeo está regresando ahora desde Corea del Norte con los tres maravillosos caballeros que todo el mundo desea ver. Ellos parecen gozar de buena salud”, escribió Trump en Twitter.

La familia de Tony Kim, uno de los prisioneros liberados, elogió a Trump y dijo en un comunicado: “Estamos muy agradecidos por la liberación de nuestro esposo y padre, Tony Kim, y la de otros dos detenidos estadounidenses”.

En tanto, Corea del Sur acogió como positiva la decisión de Corea del Norte al considerarla como una señal optimista para las próximas conversaciones entre Kim y Trump e hizo un llamado a Pyongyang para que libere también a seis ciudadanos surcoreanos que mantiene detenidos.

“Una decisión difícil”
El destino de los tres coreano-estadounidenses -incluyendo a Kim Hak-song y Kim Dong-chul- ha sido uno de los asuntos más delicados abordados antes de la primera reunión en la historia entre los jefes de Estado de Corea del Norte y Estados Unidos.

Cuando Pompeo regresó el miércoles a su hotel en Pyongyang, luego de una reunión de 90 minutos con Kim, hizo una señal de dedos cruzados a los periodistas que le preguntaron si había buenas noticias sobre los prisioneros estadounidenses.

Un funcionario norcoreano llegó al hotel poco después para informar a Pompeo que Kim había autorizado la liberación, de acuerdo a un delegado estadounidense presente en la negociación. Pompeo replicó: “Eso es genial”, según el funcionario.

“Deberían asegurarse de que no cometan los mismos errores nuevamente”, dijo el funcionario norcoreano, citado por medios. “Esta fue una decisión difícil”, añadió.
Menos de una hora después, los tres estadounidenses liberados y Pompeo ya viajaban hacia Washington.

Trump considera que la excarcelación de los tres estadounidenses es un “gesto de buena voluntad” antes de la cumbre, dijo la Casa Blanca.

En días pasados el presidente estadounidense afirmó que ya se decidió una fecha, hora y lugar para el encuentro con Kim, aunque las autoridades estadounidenses señalaron que falta hacer algunos ajustes.

“La reunión con Kim podría producirse a fines de mayo o inicios de junio” señalan desde la Casa Blanca, a la espera que tal cumbre sea provechosa para ambas naciones tanto en lo político como en lo económico.

El anuncio del encuentro ha dado paso a un ajetreado esfuerzo diplomático en el que también están involucrados Japón, Corea del Sur y China, que el miércoles sostuvieron reuniones de alto nivel en Tokio.