Conservadores ganan las elecciones en Australia

En desafío a las predicciones, la coalición conservadora Liberal-Nacional, liderada por el primer ministro, Scott Morrison, obtuvo la victoria este sábado las elecciones en Australia, indica el escrutinio preliminar.

Las proyecciones de la Comisión Electoral Australiana otorgan 74 escaños a la coalición gobernante, mientras el opositor Partido Laborista, que por apretado margen era favorito en las encuestas, obtuvo 65.

Para lograr mayoría absoluta y poder formar gobierno, es necesario el apoyo de 76 de los 151 legisladores de la Cámara Baja.

‘Aún no sabemos si será un gobierno de mayoría o minoría’, indicó el periodista y comentarista de la cadena local ABC, Anthony Green.

Las encuestas previas daban como triunfador de estos sufragios al Partido Laborista, liderado por Bill Shorten, quien confiaba en ganar ayer en la noche después de seis años de fluctuación en los gobiernos liberales y renunció a continuar como líder de su organización política luego de la derrota en tales elecciones.

Estas son las primeras legislativas que se celebran aquí desde que en agosto de 2018 Morrison ocupó el cargo del entonces primer ministro Malcolm Turnbull tras una trifulca interna en el Partido Liberal.

En los últimos 27 años Australia ha tenido un crecimiento económico ininterrumpido, sin embargo, esto no ha garantizado estabilidad política, pues en 10 años seis miembros de ambos partidos han ocupado la jefatura del ejecutivo.

Unos 16 millones de australianos estaban llamados este sábado a elegir a los 151 diputados y los 40 senadores que los deberán representar por un período de seis años.