Concluye la audiencia por el caso Glencore

Ayer concluyó la Audiencia por el arbitraje que inició la transnacional Glencore contra Estado Plurinacional de Bolivia, por la nacionalización de las fundiciones de Vinto y la mina de Colquiri, celebrada en París.

La Procuraduría calificó de exitosa su participación en la audiencia realizada desde el lunes en instalaciones de la Cámara de Comercio Internacional.

El Estado de Bolivia presentó sus observaciones a la jurisdicción del Tribunal Arbitral. Asimismo expuso sus fundamentos respecto reversión de las fundiciones de estaño y antimonio de Vinto, y la recuperación del control de la mina de Colquiri por parte de Comibol.

Hizo hincapié en las irregularidades en el proceso de privatización de los activos y su posterior adquisición.

Según la defensa boliviana, se demostró que entre los años 2004 y 2005, Glencore International AG se hizo de los tres activos, las fundiciones de estaño y antimonio de Vinto y la mina Colquiri, sabiendo que los adquiría del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, sobre quien en ese momento recaía un Juicio de Responsabilidades por los luctuosos hechos de Octubre Negro.

Respecto a los conflictos de 2012, el Estado boliviano presentó las declaraciones de testigos para sostener que la propia negligencia de la empresa Sinchi Wayra, de propiedad de Glencore, fue la que ocasionó la disputa que después motivó la decisión de que Comibol reasuma la dirección y administración sobre la mina.

Tras la finalización de la Audiencia, las partes en el arbitraje quedan a la espera de la emisión de la decisión sobre jurisdicción y responsabilidad por parte del Tribunal Arbitral, que en un tiempo perentorio realizará el análisis y evaluación de los alegatos presentados por ambas partes, explicó la Procuraduría.