Concierto Sinfónico Coral

Academia Nacional de Música “Man Césped” de Cochabamba

En conmemoración a los festejos patrios del 6 de agosto, y con los auspicios de la Gobernación de Tarija, se presentó en el Teatro de la Cultura de nuestra ciudad el elenco artístico musical, con 85 integrantes de la orquesta y el coro juvenil de la Academia Nacional de Música “Man Césped” de la ciudad de Cochabamba, bajo la conducción del maestro y talentoso director, Lic. Koichi Fujii, con el expreso deseo de estrenar la Cantata “ODA A MOTO MÉNDEZ” del reconocido compositor Atiliano Auza León. Obra significativa en el contexto literario, histórico-geográfico y regional de Tarija. Además, se percibe un nuevo posesionamiento de la música tarijeña a nivel clásico contemporáneo transportándonos a nuevas musas apasionadas en el arte de EUTERPE, que podrá ser mejor comprendida a través del tiempo.
El programa de dos partes, tuvo en su inicio un aporte importante a la diversidad folklórica de nuestro país con temas musicales del acervo musical como “Vientos del Sur”, “Jallalla Bolivia”, la Cueca “Moto Méndez” del autor Misael Laguna, entre otras, y que fueran ejecutadas con maestría por el grupo realmente numeroso de guitarras, charangos, quenas, zampoñas y bombos que hicieron el deleite del público en sus dos presentaciones de la orquesta folklórica de la Academia Nacional de Música “Man Césped” y con la acertada dirección del profesor Juan Oscar Guzmán.
En la segunda parte se destacó la maestra y poetisa tarijeña Lucila López, con la narración histórica en prosa poética, del mismo autor de la música con tres magnificas intervenciones dentro de la Cantata que son: 1) El campo de Iruya, 2) La noche es tormentosa, 3) “15 de Abril de 1817”.
Las doce composiciones musicales complementarias de la Oda a Moto Méndez, tuvieron su cabal y exitosa presentación con la orquesta sinfónica y el magnífico coro juvenil, más el excelente cuarteto de solistas jóvenes: Yasko Fujii, soprano, Dalzy Rios, contralto, Octavio Montaño, tenor, y Leonardo Alvarado, bajo. Esta conjunción estelar juvenil, fue artísticamente ensamblada por el director Koichi Fujii, haciendo vibrar de emoción los corazones de la escasa concurrencia de la primera noche (¿poco interés de los medios de comunicación social en resaltar la cultura de la que tanto se habla?). Se reeditó el éxito en la segunda y última presentación del concierto de música sinfónica coral del prestigioso instituto “Man Césped” de Cochabamba.
Mención aparte, con felicitaciones del que escribe la nota, para la sección de cobres: cornos, tubas, trompetas y trombones, lo mismo para la sección maderas, ejecutando sus partichelas con verdadero profesionalismo en la difícil y complicada partitura de la primera Cantata Tarijeña ODA A MOTO MÉNDEZ.
No podemos olvidar que, el núcleo o la base de la orquesta son las cuerdas a cuyo conjunto se suman el resto de instrumentos, vientos y percusión, voces y coros. En el caso de “Oda”, los violines, violas, cellos y contrabajo, constituyeron una manifestación de arte sonoro que por su virtual perfección merecen nuestro respeto y admiración. Mención especial, para la intérprete de los timbales, Irina Peredo, por su gran capacidad y relevancia rítmica en el toque preciso del instrumento.
El maestro Koichi Fujii dirigió la orquesta, coro y solistas con inteligencia y buen estilo que satisfizo plenamente al público con aplausos reiterados.
Por último, gracias al Gobierno Autónomo del Departamento de Tarija que preside el doctor Adrián Oliva Alcázar, Gobernador del departamento de Tarija, que financia los conciertos. Y a la Dirección Departamental de Gestión Cultural y Patrimonio a cargo del Licenciado Nelvin Acosta.