Colombia pide apoyo para extraditar a los líderes del ELN

Colombia pidió el miércoles a la comunidad internacional que respalde su solicitud para que Cuba extradite a 10 jefes de la guerrilla del ELN que están en La Habana y someterlos a la justicia tras un ataque con un carro bomba que dejó 21 personas muertas en una academia policial.

El presidente Iván Duque reactivó las órdenes de captura contra los líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y pidió a Cuba extraditarlos, acabando por ahora con la esperanza de una negociación política para poner fin completamente al prolongado conflicto armado que ha dejado 260.000 muertos.

“Espero que la comunidad internacional nos siga rodeando con un solo propósito: El terrorismo es una amenaza global y el terrorismo necesita que la justicia se aplique con todo el peso de ella y que haya sanciones ejemplarizantes”, dijo Duque en Davos, Suiza, donde participa del Foro Económico Mundial.

La solicitud provocó división entre los países garantes de la negociación de paz entre el grupo rebelde y Colombia.
Duque justificó su decisión diciendo que el ataque de la semana pasada en una academia policial de Bogotá, que se atribuyó el grupo guerrillero, fue una acción terrorista. Pero el ELN, que cuenta con unos 2.000 combatientes, aseguró que fue un acto legítimo de guerra.

Cuba negó la solicitud de Colombia para capturar y extraditar a los negociadores del ELN y anunció que aplicará los protocolos acordados para una eventual ruptura de la negociación que el grupo rebelde mantuvo durante meses con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos. Los protocolos establecen que una vez se anuncie la ruptura de la negociación habrá un plazo de 15 días para el retorno a Colombia de la delegación del grupo rebelde. Así mismo, fija una suspensión de operaciones militares de 72 horas para la inserción de los guerrilleros a sus campamentos en territorio colombiano o llegar a Venezuela.

Cuba fue durante meses sede de las conversaciones de paz entre el gobierno Santos y el grupo rebelde, por lo que varios negociadores del ELN permanecen en la isla. Chile, Brasil, Noruega y Venezuela son garantes de la negociación.

Mientras Chile respaldó el martes la decisión de Colombia de llevar a la justicia a los responsables del ataque, Noruega anunció su intención de mantener los compromisos pactados frente a una interrupción de las conversaciones, en línea con Cuba.

“Tenemos una buena relación con el gobierno noruego. Yo lo que le pido a ese gobierno y a todos los gobiernos es que entiendan que lo presentó la semana pasada no es una discrepancia de posiciones, lo que se presentó es un crimen internacional que acabó con las vidas de muchos jóvenes indefensos, desarmados”, explicó Duque desde Davos.

El gobierno de Duque anunció esta semana que no reconoce los protocolos porque jamás se sentó a la mesa de negociación con el ELN ante la negativa del grupo para liberar a las personas que mantiene secuestradas y suspender los ataques.

Pero en concepto de algunos expertos en derecho internacional, Colombia debe respetar los protocolos porque fue un compromiso de Estado más que de gobierno.