Colombia: abogan por un diálogo incluyente con el Gobierno

El Comité Nacional del Paro en Colombia, los congresistas de la Bancada por la Paz y el movimiento Defendamos la Paz abogaron ayer por iniciar un diálogo incluyente, democrático y eficaz con el Gobierno.

Carta a Duque

Nos dirigimos a usted para expresarle nuestra posición sobre las condiciones que permitirían iniciar cuanto antes ese diálogo, expresaron en una carta dirigida al presidente Iván Duque y divulgada ante medios de prensa después de una semana de protestas antigubernamentales en el país.

‘Incluyente significa que debe garantizar la participación de la ciudadanía y de todas las organizaciones de la sociedad civil; democrático significa que requiere garantizar la concertación de acuerdos sobre los problemas fundamentales del país, y eficaz significa que sus acuerdos deben plasmarse en medidas verificables que resuelvan tales problemas’, remarcaron.

En su opinión, lo que Duque denominó conversación nacional, iniciada el 24 de noviembre último con diferentes sectores, no cumple con los requisitos mencionados en cuanto a forma y contenido.

Por ello, propusieron la conformación de una Mesa Nacional de Diálogo, plural y diversa, con representantes de los diferentes sectores sociales articulados en el Comité, el movimiento Defendamos la Paz, la Bancada por la Paz, las asambleas y cabildos ciudadanos, las expresiones culturales y los otros sectores de la ciudadanía que se han movilizado.

Asimismo, pidieron que se garantice la participación amplia y efectiva de los jóvenes y de los movimientos indígena, afrocolombiano y de mujeres. Cada sector intervendrá en la Mesa de Diálogo en el tema específico de la agenda que corresponda a sus reivindicaciones, apuntaron.

En esta Mesa se deberán acordar las reglas, los mecanismos, la agenda, el cronograma y las expresiones territoriales y sectoriales de este proceso.

Esto no obsta, por supuesto, para que el Gobierno mantenga conversaciones con los partidos y movimientos políticos representados en el Congreso, los gremios, los empresarios, la comunidad internacional y otros sectores de la sociedad civil que no han estado involucrados en las movilizaciones y que pueden contribuir al desarrollo de la agenda, puntualizaron.

También solicitaron que la agenda del diálogo contenga el pliego de peticiones del Comité Nacional del Paro sobre la política económica y social del Gobierno, lo relacionado con el cumplimiento de los acuerdos suscritos con los movimientos estudiantil, campesino y sindical, los pueblos indígenas y afrocolombianos, y otros sectores sociales.

Además, el punto de la implementación integral del Acuerdo de Paz (firmado en 2016 entre el Estado y la ex guerrilla FARC-EP), y que se exploren posibilidades para retomar los diálogos con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional; lo relacionado con la política de seguridad, derechos humanos y asesinatos sistemáticos de líderes sociales y de excombatientes.

Reforma política y electoral, normas y medidas para luchar contra la corrupción, son otros de los elementos que pidieron sean tenidos en cuenta en el diálogo que busca normalizar al país.