Cívicos mantienen vigilia para cuidar a policías ‘amotinados’

Luego de que un grupo de efectivos policiales de Tarija se acuartelaran en las oficinas de Orden y Seguridad de la Policía Boliviana, para ponerse a favor de la población movilizada, los cívicos decidieron hacer vigilia y resguardar a esas fuerzas del orden, de manera que los militares no puedan intervenir.

En el día 17 de paro cívico nacional, en Tarija se realizó una multitudinaria marcha en horas de la tarde encabezas por la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), cuando ésta llegaba a su parte final, las redes sociales y canales de televisión estallaron con la noticia de que la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Cochabamba se amotinó y se ponía del lado del pueblo, horas más tarde sucedió lo mismo en Chuquisaca.

Es así que los manifestantes se autoconvocaron en el frontis del Comando Departamental de la Policía Nacional, de manera paralela se reunió otro grupo en las oficinas de Orden y Seguridad que queda sobre la calle 15 de Abril. Los jóvenes gritaban “únanse”, “policía, amigo, el pueblo está contigo”, entre otros cánticos.


Al promediar las 19.30, los efectivos policiales confirmaban que respaldaban la decisión de sus camaradas de Cochabamba, salieron sobre el techo del edificio para flamear la tricolor nacional y la rojo y blanco (bandera de Tarija), entre medio de petardos y aplausos de la gente, comunicaban que estaban a favor de su pueblo.

Los cánticos se repetían una y otras vez en apoyo a los uniformados. Uno de los efectivos, con megáfono en mano, explicaba que escucharon el clamor del pueblo, de unirse a la lucha por una verdadera democracia, pero a la vez aclaraba que no era un motín, sino una manifestación del verde olivo a favor de su pueblo, y que no reprimirán a los manifestantes, porque su deber es cuidarlos y protegerlos.


Otro de los policías se refirió sobre el bono de 3.000 bolivianos que depositó el Gobierno central a favor de ese sector, dijo que los uniformados no se venderán y que permanecerán a lado de la población, además, harán respetar la Constitución Política del Estado (CPE).

Horas más tarde salió la representante de las esposas de los policías, quien pidió a sus demás compañeras unirse a la lucha, porque ya están cansadas del maltrato que da el Gobierno nacional a las Fuerzas del Orden. Recordó que una vez ya fueron engañadas por el ejecutivo nacional, pero en esta ocasión no pasará lo mismo, porque permanecerán en la lucha hasta el final.

Una similar decisión tomaron los efectivos de las Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) en sus oficinas, quienes pegaron un cartel que decía, “La Policía se suma a su pueblo por una verdadera democracia”, en otro de los carteles se leía, “Basta de politizar la institución del verde olivo”.

Ante los acontecimientos suscitados hasta esa hora, la presidenta del Comité Cívico Juvenil, Paola Mendoza, convocó a la población a hacer vigilia en la infraestructura donde están los policías, para de esa manera evitar que los militares puedan intervenir.

Es así que otro grupo de personas tomó la iniciativa de hacer vigilia en los cuarteles militares y así evitar que salgan a las calles y pedirles que también se una al pueblo. Al promediar las 23.00 horas del 8 de noviembre, un grupo de policías marchó junto a la población en la plaza Luis de Fuentes y Vargas con la bandera tricolor en mano.