Chiquitanía: Roboré inicia un bloqueo de caminos de 48 horas

Instituciones y pobladores del municipio de Roboré este sábado implementaron durante 48 horas el bloqueo de caminos exigiendo al Gobierno central la declaratoria de desastre nacional, por los incendios en la Chiquitanía en el departamento de Santa Cruz.

La sociedad roborense emitió un voto resolutivo en el que exigen “al gobierno nacional la declaratoria de desastre nacional a la brevedad posible”, dice uno de los puntos del documento.

Asimismo, emplazan a las autoridades nacionales a anular el “paquetazo” de normas que permite el cambio de uso de suelo y la irresponsable políticaagroextractivista” en el país.

En el documento citan una serie de leyes que son producto del “matrimonio” entre el Gobierno central y el empresariado del agronegocio para ejecutar la política de la ampliación de la frontera agrícola, medidas que contribuyen en el calentamiento global.

Por ejemplo, se refieren a las leyes: 337, 502, 739, 740, 741, 1178, que tienen que ver con los “perdonazos” a la ejecución de los desmontes; la ampliación de la verificación de la Función Económica y Social; la ampliación para hacer desmontes en tierras forestales hasta 20 hectáreas.

Observan el Plan de Desarrollo Económico y Social; además piden la anulación de los decretos supremos: 3874, 3973; y normativas técnicas de la ABT orientadas a los desmontes, chaqueos y quemas.

Advierten a todos los niveles gubernativos que “bloquearán el Corredor Bioceánico y la vía férrea este sábado 5 de octubre por un lapso de 48 horas”, y no descartan la radicación de sus medidas de presión hasta que respondan a sus demandas.

El Comité de Defensa de Nuestras Reservas, la Coordinadora de Resistencia de Tucabaca y la Coordinadora Nacional de Defensa de los Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap) son algunas de las organizaciones firmantes del voto resolutivo que piden al Gobierno atender sus demandas.

Cuestionan planes de restauración

Por su parte, el biólogo Juan Carlos Catari advirtió que los incendios forestales en la Chiquitanía afectaron una zona de bosque virgen, como es el Parque ÑembiGuasu, del que no se conoce casi nada. Cuestionó en ese orden, los planes de restauración de 4 millones de hectáreas quemadas, que no pasan por sembrar plantines, sino por la reconstrucción del ecosistema de la región.