China va gradualmente hacia la normalidad

La reactivación de gran parte del aparato productivo, establecimientos de consumo más los planes de reabrir algunas escuelas ilustran el gradual retorno a la normalidad en China, sin ignorar los peligros de la pandemia de Covid-19.

Datos oficiales precisan que más del 90 por ciento de las labores se reanudaron en la construcción de infraestructuras y sectores como el transporte, hidráulico, banca, mercado bursátil y agricultura de casi todo el país excepto en la provincia de Hubei y su capital Wuhan, las más afectadas por la mortífera enfermedad.

Por ejemplo resalta el comienzo de los servicios en la industria del entretenimiento, museos, salones de belleza, gimnasios, centros comerciales y gastronómicos en Liaoning, Sichuan, Jiangxi, Zhejiang, las municipalidades de Beijing y Shanghái. Esta última además hoy degradará su nivel de emergencia sanitaria.

Mientras, 15 provincias anunciaron fechas en este mes para iniciar las clases en centros de la enseñanza media, pues los alumnos de ese nivel necesitan prepararse para exámenes importantes programados en junio.

Otra señal relevante es el retiro de muchos puestos de salud establecidos en las calles o entradas de estaciones de metro para tomar la temperatura corporal a los ciudadanos, una mayor presencia de trabajadores en las oficinas y la vuelta de los hospitales a sus funciones originales antes de la propagación del coronavirus.