Chalecos amarillos rechazan el debate de Macrón

Decenas de miles de personas se manifestaron ayer en Francia como parte del movimiento de los chalecos amarillos, con el fin de rechazar el debate nacional lanzado por el presidente galo, Emmanuel Macron.

De acuerdo con cifras oficiales, más de 84 mil ciudadanos se unieron a las acciones en esta capital y en numerosos pueblos y ciudades, demostraciones que en su mayoría transcurrieron pacíficamente y con pocos incidentes violentos.
La movilización de este sábado se centró en rechazar el debate lanzado en la semana por el jefe de Estado para intentar aplacar la crisis desatada a raíz de las protestas de los chalecos amarillos.

El mandatario dio inicio el martes último a reuniones con los alcaldes de todo el país, un proceso con el que espera generar un consenso nacional que contrarreste la crisis.
Al igual que numerosos partidos y personalidades políticas, los chalecos amarillos calificaron de ‘estéril’ esa concertación.

En la convocatoria a la protesta de hoy, agregaron que ‘no servirá de nada y todo el mundo sabe ya lo que el pueblo demanda: menos políticos, menos privilegios, más transparencia, que el pueblo sea consultado sistemáticamente’.

Los participantes en las manifestaciones reiteraron además el objetivo del movimiento, que aboga por una mayor justicia fiscal y social para todos los franceses.
Por otro lado, las autoridades dispusieron un amplio despliegue policial para las acciones de este sábado.

Alrededor de 80 mil uniformados estuvieron movilizados en todo el territorio nacional para mantener la vigilancia, de los cuales cinco mil laboraron en esta capital.
Una encuesta de Opinion Way dice que un 56% de los ciudadanos respalda a “los chalecos amarillos”.