Cercado: al menos Bs 24 MM en obras en el olvido

En un solo año – 20009 - se emplazaron centros de producción que nunca produjeron nada. La inversión de construcción supera los 7,6 millones de bolivianos, pero hay muchos más ejemplos de inversiones fallidas

En el municipio de Cercado se invirtió más de 24 millones de bolivianos en la última década en obras que no cumplen su fin, o que simplemente están en el olvido. Esta situación muestra una falta de planificación, porque solo se enfocaron en la infraestructura, dejando de lado el funcionamiento. Solo en centros de producción que en la actualidad no producen nada, hace casi una década se invirtieron más de 7,6 millones de bolivianos.

Centros Productivos

Sucede que se construyeron más de cinco centros de capacitación para la producción en distintos distritos, tanto en el área urbana como en la rural. Uno de ellos está ubicado en el barrio La Florida, que tuvo un costo de 790.792 bolivianos, fue ejecutada por la empresa Constructora Zurco SRL, que hizo su entrega definitiva el 25 de junio del año 2009.  Durante la segunda gestión de Oscar Montes Barzón

Otra obra con un similar fin fue construida en Yesera Centro; ahí demandó una inversión de 1.312.148 bolivianos. La empresa ejecutora fue la empresa Pre Concreto, con entrega definitiva el 17 de diciembre del 2009.

Otro centro de capacitación productiva se emplazó en el barrio Alto Senac. La empresa adjudicada fue Soinbol SRL por un monto de 956.347 bolivianos. La entrega definitiva fue realizada el 13 de mayo del 2009.

En la comunidad de Alto España también se construyó otra obra para el mismo fin. El proyecto tuvo un costo de 1.717.768 bolivianos. Otro centro de capacitación fue emplazado en el barrio Virgen de Fátima por un costo de 2.876.179 bolivianos.

Así se construyeron otras infraestructuras con el mismo fin, algunas con montos mayores y otras menores, pero que en la actualidad no cumplen su función. Están vacías, y en algunos casos, el Municipio usa uno o dos ambientes.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fedjuve), Edwin Rosas, calificó a estos proyectos como una “loca idea” realizadas en gestiones pasadas, porque solo se pensó en la obra de cemento, más no en el funcionamiento. “Lamentablemente los centros de capacitación no funcionan, o solo se ocupan dos aulas de esas grandes infraestructuras. No hubo la promoción suficiente ni la inversión para generar el tema de producción”.

El secretario de Obras Públicas del municipio, Rodrigo Ichazu, dice que en el pasado se abusó de este tipo de centros productivos sin una planificación, pero éstos no cumplen su objetivo por el cual fueron edificados. Es así que a través de la Secretaría de Desarrollo Productivo se trata de darle uso, en el sentido de abrir espacios para las microempresas que se crearon.

Pozo de Agua

En la zona de La Tablada se ejecutó la perforación de un pozo de agua, el cual no produce el recurso hídrico, según denuncia de los vecinos del lugar. Es así que este medio de comunicación se constituyó en ese lugar evidenció que esa obra fue ejecutada en concurrencia entre el Gobierno Nacional y el Municipal, pues así lo muestran las placas metálicas de entrega de ese proyecto.

La infraestructura se encuentra dentro de un perímetro cerrado con malla metálica, entre medio de los churquis se impone una edificación elevada que su cúspide tiene un tanque para el almacenamiento, a un costado las válvulas sobrepuestas en la tierra, la cual no regula nada porque no hay agua.

Para Rosas, que el pozo perforado no tenga agua lleva a la hipótesis de que no se hicieron los trabajos previos de sísmica y estudios complementarios. Es por eso que solicitó un informe al municipio, con ello establecer cuál es el problema y si es necesario establecer responsabilidades.

La idea de Rosas es verificar si hay fallas del mismo proyecto y que se puede dar solución, o finalmente que las autoridades judiciales establezcan responsabilidades al respecto.

Por su parte, Ichazo indica que se analiza problemáticas que son muy recurrentes en este tipo de obras, porque a veces no hay la percolación (filtración) cuando se hacen las operaciones. Por ello, piensa que puede ser necesario un proceso de soplado e incorporar algunos filtros adicionales para que el mismo entre en funcionamiento.

Coliseo

Otra de las obras que está sin uso es el Coliseo en el barrio San Luis. El proyecto fue ejecutado por el programa Bolivia Cambia y el municipio de Cercado. Tuvo un costo superior a los 4.000.000 de bolivianos, construida por la empresa Estrutec. Fue entregado en octubre del 2015, casi cuatro años después la infraestructura está abandonada, los vidrios de la parte superior están rotos, las paredes presentan algunas fisuras.

Rosas lamenta que las obras que hace el Gobierno no sean usadas por falta de coordinación antes de su ejecución. Es así que se hace la entrega de la infraestructura, pero no se prevé el funcionamiento ni el mantenimiento. El coliseo cerrado del barrio San Luis es un ejemplo de ello.

El dirigente señala que intentaron ceder ese espacio a una fundación, la cual quería hacerse cargo del mantenimiento y de otros implementos, pero hubo oposición de los vecinos. Es así que sigue sin uso y en constante deterioro.

Ichazo dice que esa obra fue concesionada con el barrio para que se hagan cargo del mantenimiento, además de algún equipo que brinde condiciones para el efecto. Hay problemas de energía trifásica, lo que dificulta que esa obra funcione en las noches.

Aguas Danzantes

La fuente de aguas danzantes en el Parque Bolívar tuvo un costo de 1.325.957 bolivianos, la firma de contrato para su ejecución fue el 8 de octubre del 2009. El proyecto fue ejecutado por la empresa de Daniel Alberto Trigo Orsini. La recepción definitiva se la hizo el 23 de mayo del año 2011. Según muestra el formulario 500 del Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes).

Este proyecto, desde su entrega nunca danzó, incluso cuando fue el acto de inauguración se observó filtraciones de agua. Así lo recuerda el presidente de la Fedjuve, Edwin Rosas, quien lamenta que hasta la fecha no se haya establecido responsabilidades sobre ese proyecto, que, al margen de tener un costo millonario, no cumple su función para la cual fue edificada. La Contraloría General del Estado (CGE) encontró que se habían pagado más ítems de los que se debía.

Con el pasar del tiempo la fuente dejó de funcionar de manera frecuente, empezó a presentar fisuras, las luminarias se arruinaron y el equipo de música también. En la actualidad es rara la vez que se la ve en funcionamiento.

Mirador

El Mirador de los Sueños, o más conocido como la Copa de Vino, es otro de los proyectos que está en deterioro y que luce abandonado. Su ejecución tuvo un costo aproximado de 6,6 millones de bolivianos. Fue ejecutado por la Subgobernación de Cercado, institución que pretendió la entrega de esa obra en julio del año 2013.

Este lugar, que en un inicio marcó una fuerza de imagen turística, nunca fue asumido por nadie y desde hace un par de años el municipio y la Subgobernación se hacen los desentendidos para hacerse cargo de ella. Mientras esas dos instituciones se toman su tiempo, la infraestructura va en deterioro. Parte de la plataforma se hundió, algunas paredes que sujetan a la copa están partidas, tiene los vidrios rotos y la iluminación no sirve.

Sobre este caso, el Secretario asegura que están predispuestos a que se haga la transferencia administrativa por parte de la Subgobernación, pero primero no debe haber deudas por los servicios básicos, como agua y energía eléctrica.

Mástil

El proyecto denominado Hito de Promoción Turística, más conocido como mástil de la bandera, es una de las obras cuestionadas por la población tarijeña. Fue construida por un costo 4.943.537 bolivianos por la Asociación Accidental Arce Lema y Asociados. La contratación la hizo el municipio de Cercado el 20 de abril del 2018, con entrega definitiva el 20 de enero del año 2019.

Para Rosas, al ser un proyecto con demasiada inversión, espera que la actual gestión demuestre que no fue una obra que pasará a ser un elefante blanco que con el pasar del tiempo entrará en deterioro y quedará abandonada como otras infraestructuras. Le llama la atención que a la fecha no se haga una promoción turística de este sitio.

Sobre este proyecto, Ichazo dice que es una obra que cuesta enfocarla. Aseguró que en muchas ciudades ponen ese tipo de infraestructuras en lugares alejados, porque no solo el turismo ayuda a hacerlas conocer, sino que la inseguridad se aleja porque se incorpora más visitantes, genera comercio, viandantes, etc. Además, dice, se incorporó nueva iluminación, áreas de ciclovías y está en proceso un parque lineal.

Así, el conteo de dónde se usaron los recursos públicos en Cercado puede continuar: “Mirador” del Campesino, cancha de ráquet, etc., pero están ausentes las auditorías operacionales para verificar si estas cumplieron o no su objetivo por el cual fueron construidas, o simplemente se las hicieron por un mero hecho de licitar y poner cemento sin resolver las principales demandas de la población, como los servicios básicos.

Algunas obras que no sirven en Tarija

Mirador

El Mirador de los Sueños, que tiene la forma de una copa de vino, está ubicado en el barrio San Martín. Se encuentra a 1.915 metros sobre el nivel del mar, consta de 280 metros lineales de recorrido, más de 190 gradas, la infraestructura tiene la capacidad para albergar hasta 200 personas.

Pozo de Agua

El pozo de agua está ubicado en la zona de La Tablada, para llegar hay que dirigirse por la ruta que une el barrio Germán Busch a San Jacinto. Antes de terminar la denominada “cuesta del gallinazo”, se dobla hacia la derecha, por donde hay una especie de rotonda. Por ese camino de tierra se dirige hasta donde está emplazado ese proyecto.

Aguas Danzantes

Las aguas danzantes ubicada en el centro del Parque Bolívar tienen desperfectos, además que las aguas a chorro que despedía apuntando hacia el cielo, nunca danzaron. La Contraloría General del Estado (CGE) encontró que se pagaron ítems que no estaban considerados en el proyecto.