Carlos Mesa confirma su candidatura con la sigla del FRI

Mientras el MAS intenta remontar la desazón interna por el fracaso en La Haya en el juicio contra Chile por el acceso al mar, la oposición vinculada a la derecha empieza a definir candidaturas. Mesa no mencionó el fallo adverso en su mensaje, pese a haber sido el vocero de esa causa. Tampoco dijo qué decisión tomó respecto de esas funciones

Luego de una avalancha de críticas por desautorizar a sus directos asesores que anteayer confirmaron su postulación, el ex presidente Carlos Mesa Gisbert, vía su canal Youtube, confirmó que será el candidato a la presidencia por la sigla del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), jefaturizado por el tarijeño Edgar Guzmán, actual secretario en el gabinete del gobernador también tarijeño, Adrián Oliva Alcázar.

Su decisión obligará a otros potenciales candidatos opositores a tomar decisiones. En el plano departamental tarijeño, también se alistan definiciones.

El vídeo incorpora un lema vinculado a un programa de entrevistas que dirigió cuando ejercía como periodista: De Cerca con la Gente. Por un gobierno de ciudadanos.

Afirma que su decisión responde a “un tiempo de inflexión histórica” que requiere un nuevo liderazgo. Apunta a convocar a los ciudadanos y colocó al presidente Evo Morales como parte del pasado porque, dice, decidió permanecer indefinidamente en el poder, aún después de la decisión del referéndum del 21 de febrero de 2016, que perdió.

Se esforzó en atacar a la justicia y a la falta de cumplimiento de la ley, “empezando del propio presidente”.

En los siete minutos y ocho segundos del vídeo, explicó también que busca la unidad e invitó a las plataformas y colectivos ciudadanos, partidos políticos, organizaciones sociales, pueblos indígenas, “a ese todo”, dice, “que marca la posibilidad de construir”.

No entró en detalles sobre qué propuestas lanzará en temas económicos, sociales y otros aspectos.

Añadió que irá por el FRI porque este partido coincide con los principios que explica a lo largo de su mensaje.

El Frente Revolucionario de Izquierda estuvo liderado históricamente por el político tarijeño Oscar “Motete” Zamora, quien falleció en noviembre de 2017. Desde entonces es dirigido por Edgar Guzmán, quien tiene una dilatada actividad política y como funcionario público.

La unidad de la oposición, una difícil tarea

En varios frentes opositores al gobierno del MAS se expresaron contrarios a la postulación de Carlos Mesa aún antes de este mensaje.

Para lograr la unidad en torno a una candidatura opositora, Mesa tendrá que vencer obstáculos en los núcleos “gonistas” del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), que lo califican de traidor a Gonzalo Sánchez de Lozada, cuando una crisis política y social de magnitud contraria a sus políticas económicas neoliberales y privatizadoras, lo expulsó en octubre de 2003 del poder. En esos días, Mesa, a la sazón vicepresidente, se desmarcó.

En otros frentes opositores sospechan que esa candidatura es funcional a los intereses prorroguistas del MAS, y está vinculado a una reciente amnistía decretada por Evo Morales a su favor y a favor del también ex presidente Tuto Quiroga.

Aún no se conocen las reacciones sobre este pronunciamiento oficial de otros candidatos potenciales, como Samuel Doria Medina y el gobernador cruceño Rubén Costas.