Cardozo: “Si la oposición va dividida está liquidada”

El asambleísta Wilman Cardozo alista su retiro en política, aunque queda una puerta abierta en función de las circunstancias. Político de raza y con una experiencia al alcance de muy pocos, su lectura sobre las elecciones primarias es elemental e infalible: no hay espacio para jueguitos de poder ni bravuconadas. El MAS puede perder, pero también ganar y acabar ridiculizando a la peor oposición de la historia. Respecto a su alianza con el Gobernador lo tiene claro: pierde por las limitaciones a su discurso, pero lo volvería a hacer porque la estyabilidad del departamento y la viabilidad de la autonomía regional del Chaco está por encima. De esto y mucho más conversó con El País.

El País (EP).- Wilman Cardozo es uno de los políticos referentes del Chaco con una larga trayectoria. ¿Cómo la explica?
Wilman Cardozo (WC): Yo ingreso en la vida política en 2002, varios frentes me invitaban, el MNR, el UCS, el ADN y acabó convenciéndome el MIR de Jaime Paz para ir a diputado uninominal, le gané al diputado del MNR Carlos Brú Cavero. Fue la primera victoria política, antes de eso incursioné en la vida cívica, en la FUL, en la COD, estudié en España, luego volví a lo cívico. Llegué a ser primer vicepresidente del Comité Pro Intereses del Departamento de Tarija con el pulga Benítez. Vuelvo al Chaco, yo era del Colegio de Abogados, nos piden que encabecemos la lucha cívica del 45%, que data del 82, pero quedó en papeles. En 2001 fui presidente de uno de los grandes movimientos cívicos del Chaco donde logramos que el departamento a través de la Prefectura reconozca en dos resoluciones el 45% en beneficio del Chaco.

Después hemos sido atraídos por varios partidos políticos, caí en el MIR porque mi padre era del MIR. El murió en el año 2001, de chagas, y el compromiso que le hice a él fue no caer en política, mi padre ha sido diputado por la UDP, y he visto lo duro que era en dictadura, me acuerdo cuando Pereda Asbún anuló esas elecciones, entonces conocí la bota militar muy dura. Falleció mi padre, mi compromiso llegó hasta por ahí nomás, me visitó Jaime Paz, muchos líderes departamentales, nacionales y por seguir los surcos de mi padre, en 2002 ganó mi primera elección con el MIR, entro en la crisis de la partidocracia, vi la caída de Sánchez de Lozada, Evo Morales era mi colega, se sentaba justo detrás mío, era bien molestoso, paraba fregando con la lapicera (ríe) bien amigos, hemos sido diputados, hemos vivido muchos años con líderes nacionales y departamentales. Leopoldo Fernández, Walter Guiteras, Arturo Liebers, Hugo Carvajal, el propio Motete Zamora, les decían los dinosaurios de la política, los que quedaban del MIR, el MNR, los conocí yo, gracias a Dios y al apoyo de la gente. Luego vimos la caída de Sánchez de Lozada, participamos activamente ahí para que la cosa se pueda pacificar, luego logramos conformar la bancada patriótica, los famosos transversales, un grupo nutrido de diputados y senadores que acompañábamos la gestión de Carlos Mesa, los famosos transversales, fuimos aliados, lo acompañamos hasta el último día, hasta que asume Rodríguez Veltzé. Luego en 2005 adelantan, candidateamos con Podemos, hacemos la alianza con Tuto, ahí entra Rodrigo Paz, mi persona y otros. Luego en 2009 que también se adelantó. Me dejaron fuera de Convergencia, varios políticos de Tarija me tenían atravesado, no por cuestiones sino por el discurso que nosotros manejábamos para el Chaco. Acabo siendo candidato de Alianza Social con René Joaquino, único candidato en toda Bolivia, y además sin foto en la papeleta. Y acabó ganando esa elección, no es que no gané porque no tenía foto. He sido diputado tres veces, creo que soy el diputado con más elección de Bolivia, tres veces diputado uninominal. Creo que soy el único político que queda de aquella época con Evo Morales.

EP.- El Chaco siempre ha sido la esencia en su discurso político, se ha consolidado el 45%, la Autonomía Regional. ¿Estamos en el final del camino?
WC.- Yo creo que para lo que significa el siglo XXI, los próximos 15 – 20 años, debe alcanzar las metas propuestas hace 20 – 30 años, ya no queda mucho que demandar, le queda qué hacer internamente, como construir nuestra autonomía.

El desarrollo ya no depende mucho de lo que diga el centralismo departamental y nacional, sino de lo que hagan sus líderes. Eso no significa división de la Patria, del departamento ni de América, es planificación y desarrollo, sigue siendo parte del departamento y del país. Igual que la autonomía departamental, no significa que nos hemos separado de Bolivia. Hay que construir hoy día en el Chaco en base a lo que se tiene.

He tenido la dicha de ser el gestor y autor de la Ley 3038, la del 45%, la hicimos aprobar el 29 de abril de 2005, con la aceptación de todos los parlamentarios de Tarija, todos, una votación unánime en la ciudad de La Paz, Mario Cossío dirigía la Cámara. Estaba Motete Zamora, la hija de Víctor Paz. Hoy el Chaco tiene sus recursos, tiene su autonomía y en base a eso tiene mucho trabajo. Ojalá alguna vez caiga en manos de gente que la entienda la autonomía.

EP.- ¿Los actuales ejecutivos no la entienden?
WC.- Absolutamente nadie, a excepción de Lorgio Torres, algo algo Quecaña, la gente de abajo no, y eso que son gente de más de cincuenta años la gente que está administrando las instituciones. No la entienden, no saben cómo se germinó, cómo se construyó, algunos no saben ni de donde sale el 45%. He escuchado por ahí algunas regiones que piden. El 45% sale del año 82 porque el territorio es prácticamente el 50% y en población el 40% y de ahí que sale el 45% de los recursos departamentales, no es una cifra al azar.

EP.- ¿Se quedó con ganas de ser ejecutivo municipal?
WC.- Después de ser tres veces elegido por voto popular diputado por el Chaco, tenía una especie de… como Rocky, una especie de venganza política, mi ex aliado Carlos Brú, él fue con el PAN, con nosotros, luego toma la decisión de irse al MAS y él gritaba que él mandaba en el Chaco y no me gustaba como gobernaban, como trataba a la población, y la gente de forma natural me pedía, en los barrios, en los mercados, etc.

No estaba en mis planes ser alcalde, por ahí senador, podía haber vuelto a ser diputado nacional, pero la pongo a la famosa amiga Marcela Vásquez, me la cargo a Marcela; Carlos Brú y el MAS pone a su candidato… Y le ganamos. Salía con 1% en las encuestas y ganar, es inédito.

En la celebración es que la gente me pide ser candidato a alcalde. Vengo a Tarija, hacemos la alianza con Oliva luego de que no se puede hacer con Óscar Montes por diferentes factores que no vale la pena expresarlos. Renuncio todos los intereses, y me quedo como candidato, me doy media vuelta, llego a Yacuiba y me encuentro con la resolución del TSE que decía que no estaba habilitado porque no vivía en Yacuiba. Hemos empezado la batalla, huelgas de hambre, pero bueno, para no dejar con las manos vacías, pusimos al señor Ramiro Vallejos.

Al igual que Marcela Vásquez, al igual que al anterior alcalde, ganaron la elección, firmaron lealtad, que no se iban a pasar a otro partido… Eran los más duros contra el MAS. Yo les decía, aquí hay mucho masista, yo les decía no hablen mal del MAS ni del Gobierno, pero igual. Luego juraron el cargo y ni San Pedro, en semanas olvidaron todo lo que dijeron y firmaron y bueno, allá están ellos, yo estoy acá, yo dije en su momento mi sentimiento y no he vuelto a expresar nada. Que sea el pueblo el que juzgue.

EP.- Quien manda en el MAS Tarija, hemos visto una votación muy pequeña a la Carta Orgánica a la que el aparato había pedido el apoyo ¿existe? ¿Quién manda?
WC.- El MAS existe en el Chaco, sería un absurdo negarlo. El presidente Morales tiene su peso en el Chaco, pero al MAS y al presidente Morales le hace mucho daño el transfugio. En política hay códigos incluso de como pasarse de un partido a otro. En el momento que rompe códigos… En 2006 el presidente Morales y el MAS eran duros críticos al transfugio. El MAS como partido existe en el Chaco pero quienes hacen daño son sus aliados y de la forma en que se alían. Llegan al poder de una forma y cuando llegan al poder cambian y empiezan a oprimir al pueblo. Por eso empiezan a perder. Por eso todos son nuevos salvo Lorgio Torres que ha entrado por los pelos. Los que le hacen daño son los aliados que se sumaron en el último tiempo.

EP.- ¿José Quecaña es un Ejecutivo legítimo?
WC.– Es legítimo del MAS, pero no del pueblo, a él no lo ha elegido nadie. El Estatuto decía que cuando se aprobara había que convocar elecciones y ellos han apelado a una Ley Nacional y con una transitoria se han quedado en el cargo. Pueden ser legítimos para los militantes del MAS, pero a Quecaña no lo han elegido en Caraparí ni en Villa Montes, apenas un tercio de la población en Yacuiba. Puede ser legal pero no legítimo.

EP.- ¿Va a ser candidato a ejecutivo regional?
WC.- No tengo ninguna intención de participar en nada, he dejado claro hace un año, estoy más por dar un paso al costado que quedarme aquí donde estoy. El Chaco, Tarija, el país necesita gente nueva para tiempos nuevos. Si la historia y el momento me convocan, lo tendremos que analizar, pero ha llegado un momento de dar lugar a nuevas generaciones. Debe haber nuevos líderes, igual que a mí me dieron posibilidad de liderar movimientos cívicos muy grandes, acá, en el Chaco, creo que debemos dar el lugar a otra gente. Deben ser jóvenes y mujeres.

EP.- En la coyuntura nacional, con su experiencia, ¿Cómo cree que va a desencadenar el conflicto?
WC.- El MAS y Morales han precipitado el proceso electoral, desde el 21 de febrero. Para mí ha sido una mala jugada. Anticiparlo tanto no es necesariamente desgaste para la oposición, es para quien gobierna, y peor cuando hay una crisis internacional, con el tema Argentina, los precios del petróleo, etc. Es jugar muy adelantada su carta. Claro que al haber adelantado tanto ha puesto en figurillas a la oposición. Una oposición dispersa, con líderes en regiones, pero no nacionales. El MAS no va a retroceder. Ahora no sé cómo va a hacer el MAS con sus primarias, ¿va a ser Evo contra Evo? ¿va a poner a Choquehuanca a que le dé su tunda?
Pero el problema real está en la oposición. En esa lógica hay una sola salida, y es la última oportunidad de la oposición actual, tradicional, y el país no se lo va a perdonar. Hay la gran oportunidad de ganarle al MAS y la única figura es la unidad, no hay que se politólogo ni visionario para saberlo. El MAS ha dado la oportunidad de hacer estas primarias y no hay que correrse a eso, tienen que madurar todos los partidos y hacer una sola alianza. Que todos los partidos actualicen sus padrones y el que quiera ser candidato que participe dentro de esa alianza. Juan Pérez con María de los Palotes, se presenta; Carlos Mesa, se presenta; Samuel quiere ser candidato, se presenta; y bueno, el que gane irá a participar a la Miss Mundo. Es la única manera de poder hacer frente a todo esto más allá del historial del MAS, que está en una caída imparable, porque aceleraron mucho los procesos, error ese 21 de febrero, error no reconocer sus resultados, error no levantar esa daga sobre la oposición, no dar un poquito de libertad a los poderes del Estado, y lo que se ha ido sembrando luego se va cosechando.

EP.- Entonces hay que ganarle a Evo en las urnas con una oposición unida
WC.- Al menos relativamente unida, seguro algunos se van a quedar fuera, el MAS también va a jugar a eso, son sus derechos, eso lo ha hecho el MNR, todos, hasta partía su propio partido. Son jugadas, no hay que asustarse de eso. Si la oposición va dividida está liquidada. Si va en una grande y otra pequeña, está clara, porque esta elección va a ir con el voto útil. La gente va a votar donde se va a ganar. Ojo quieran dispersar y no salven ni su personería jurídica.

Tenemos una sociedad muy abierta, muy despierta, hay políticos que creen que el pueblo está yendo con ellos, falso, el pueblo es más inteligente. El político va y el pueblo ya está volviendo. Ya ha demostrado que es más inteligente que esta oposición. Y por tanto debe hacer una lectura clara, sino está ya derrotada con anticipación. Con marcha o sin marcha Evo va a ir a elección y hay que prepararse. Está bien la movilización para tomar conciencia y mostrar el descontento, pero hay que ser inteligente para poder ganarle, y no se va a ganar al MAS con confrontación, sino con inteligencia, con la razón, con un programa atractivo y propuestas novedosas que enamoren a la gente.

EP.- Hay posibilidad de una alternativa nueva o tiene un favorito entre los que se barajan, Costas, Mesa, Doria Medina
WC.- Nuestro bloque político (Todos), el sector que yo represento, lo que vamos a hacer es no ser parte de la dispersión, si tenemos que ceder algo lo tendremos que ceder, políticamente hablando. Vamos a hablar en los próximos días, pero solo cabe la unidad, hoy cabe la unidad, antes no cabía, se olía la victoria de Evo Morales. Ahora no.

Vamos a hablar y ver. El sur del país, Tarija Potosí y Chuquisaca, puede convertirse en el factor de unidad, en la bisagra entre oriente y occidente y tenemos la responsabilidad de recuperar la voz de Tarija y el liderazgo nacional.

EP.- Bajando a lo departamental ¿Cómo valora la gestión de Adrián Oliva?
WC.- Está relativamente buena, Adrián ha llegado en un mal momento, con una Gobernación prácticamente hipotecada. Con todos los problemas sin solucionar. Los problemas de 2006 siguen vigentes, el agua, la educación, la salud, no hay integración con las provincias, no hay carretera al Chaco. Con todo, ha recuperado algo luego de la austeridad, algo titánico la supervivencia política con la situación de crisis y sin parlamento, como Siles Zuazo. Es una situación muy difícil, pero ha tenido la cintura de hacer entender que hay crisis y de mostrar esperanza y poder sacar adelante el departamento. Es más, de once alcaldes, diez en contra y uno ni chicha ni limonada. De los once subgobernadores, once en contra. Faltaba que el obispo más esté en contra.

EP.- Su alianza particular con Adrián Oliva ¿Qué efecto cree que está teniendo en el Chaco?
WC.- Yo creo que por lo menos de sobrevivencia política, porque hoy día no puede hacer ni un convenio con esa autonomía, que para mí es trucha, porque no es electa. Yo creo que la alianza sirvió para eso, ¿te imaginas nosotros más en contra? pobre de Adrián. Yo sé que pierdo, es difícil decir que eres parte de un Gobierno del que no puedes traer nada. Hemos tratado de ayudar en varias formas y no nos han permitido, en salud, en agua, en el mercado, en fin. Pero sí logramos empujar que ponga ojo en la carretera al Chaco, hay dos tramos. Por ahí ha significado costo político, pero no me arrepiento, porque sé que he apostado a una persona correcta, que piensa de manera distinta para dirigir y no tiene un pensamiento centralista, egoísta y ha sabido reconocer que el Chaco tiene su autonomía y que puede ensamblarse en el desarrollo nacional

EP.- ¿Para 2020 se abre una silla de vicegobernador, es factible una dupla Oliva – Cardozo a la Gobernación?
WC.- No tengo planes todavía, me has pillado outside, ni se me vino a la cabeza. Mi preocupación no es esa, de una candidatura, si no es ver que va a pasar en el contexto nacional, para después mirar abajo. Si no se asume con responsabilidad, se pierde o el MAS logra dos tercios de votos, para qué meterse, es imposible gobernar así, hoy en día ser servidor público es estar con los códigos en la espalda, claro que hay que luchar contra la corrupción, veremos qué pasa en lo nacional, se lo dije a Adrián, a ustedes, hay que hacer una apuesta por la juventud. Hay que ser coherente con las ideas que uno lanza.

EP.- ¿Cuantas veces han intentado romper su alianza con Oliva?
WC.- Buuuu, me han tirado cáscaras de banana, mangos chupaos, han intentado de todo, en el Chaco me dicen que soy más chapaco que chaqueño, que he perdido mi discurso, obviamente con el objetivo de que yo rompa con Adrián, en la propia alianza varias veces ha habido insinuaciones, pero más allá de un interés personal o de grupo, para mí ha estado por encima la estabilidad de este departamento. Todo lo malo que le ha pasado a este departamento en los últimos diez años me lo han achacado a mí. No podían buscar otra persona. Lo mismo en el Chaco, se han tirado 10.000 millones y ahora la culpa es de Cardozo, que no he tocado un peso del Chaco. Tentativas ha habido muchas, pero ha valido mi experiencia como político y si es candidato en la próxima, lo voy a acompañar y ojalá tenga una mayoría en la Asamblea, yo lo voy a acompañar desde donde esté.

“¿Te imaginas nosotros más en contra?, pobre de Adrián. Yo sé que pierdo, es difícil decir que eres parte de un Gobierno del que no puedes traer nada, pero no me arrepiento”