Capricho: pasó 1 día con un cuchillo en la cara

Un sudafricano de 25 años fue sometido a una cirugía para extraerle una cuchilla de 10 centímetros que tenía incrustada en su cráneo.
El hombre recibió una puñalada al intervenir en una pelea pero jamás se enteró de que la cuchilla se había roto en el interior de su cabeza.

Los únicos síntomas fueron dolor de cabeza y del ojo izquierdo al moverlo. “Sólo me di cuenta la gravedad cuando me hicieron una radiografía”, afirmó.
El paciente admitió que no quería ir al hospital porque pensó que sólo lo habían golpeado y que le habían provocado un corte.

El caso, publicado por la revista British Medical Journal Case Reports, sorprendió a los médicos del Hospital Académico Chris Hani Baragwanath, en la ciudad de Soweto.
Los profesionales tardaron 84 horas en decidir cómo extraer la cuchilla para que la visión del joven tampoco se dañara.
Finalmente, el paciente fue sometido a una cirugía bajo anestesia, informa The Sun y recoge RT.