Cañeros de Bermejo alistan nueva demanda contra Iabsa por los perjuicios

El directorio del ingenio firmó un contrato con los cañeros para comprar 400.000 toneladas en este año, lo que es equivalente a 78 millones de bolivianos (entre 11 y 12 millones de dólares)

El sector cañero confirmó que interpondrá una demanda por daños y perjuicios en contra de Industrias Agrícolas de Bermejo Sociedad Anónima (Iabsa). Sucede que la molienda tenía que iniciar el 15 de julio, pero eso no sucedió por el conflicto obrero-patronal que tiene esa empresa.

El directorio de esa industria firmó un contrato con los cañeros para comprar 400.000 toneladas de materia prima este año, lo que es equivalente a 78 millones de bolivianos (entre 11 y 12 millones de dólares). Sin embargo, ya se tiene un retraso y, en caso que haya una solución, la molienda recién iniciará a finales de agosto o los primeros días de septiembre.

El ejecutivo de los Cañeros Independientes de Bermejo, Gilberto Salazar, explicó que en caso de que haya zafra, la cantidad de materia prima que se entregue se restará a las 400.000 toneladas y por el saldo se interpondrá una demanda por daños y perjuicios. Se esperará esta semana más, porque el directorio presentó un amparo judicial, pero un juez hizo una observación y el recurso tiene que volver a ser presentado.

En caso de que el día lunes salga procedente o negativo, igual se interpondrá una demanda en contra de Iabsa por parte de los cañeros, porque ya se generó un daño a ese sector.“Se contabiliza a partir del 15 de julio, por día se tenía que entregar 3.000 toneladas, eso se irá contabilizando hasta que inicie la zafra, si es que así se daría el caso-comentó Salazar-.

Antes se producía alrededor de 600.000 toneladas, pero como en el 2015 se paralizó la molienda, la producción bajó a 500.000. De ese total, se firmó con Iabsa para moler 400.000 toneladas, lo demás iba a quedar en campo. Pero con la problemática obrero-patronal aún no tiene solución, no sabe qué pasará”.

La directora de Iabsa, Janet Vidaurre, ha explicado a los medios de comunicación que el problema continúa por la parte de los trabajadores, quienes seguían en paro pese a que el Ministerio de Trabajo lo declaró como ilegal. Los trabajadores reclaman el pago de salarios desde el año 2014, que juntos suman 30 sueldos, porque la empresa solo les daba adelantos de 2.000 y 3.000 bolivianos.

Además, deben de aportes al Fondo de Pensiones para sus jubilaciones y los pagos para el seguro de salud no están al día. Al margen de lo significa la deuda a Impuestos Nacionales.

El jefe regional del Ministerio de Trabajo, Pablo Galván, dijo que el punto de conflicto radicaba en el desistimiento de querellas por parte de Iabsa en contra de trabajadores del sindicato, por la huelga indefinida que duró 76 días, luego que su institución declarara ilegal la medida.

Según Vidaurre, el sindicato quiere que se les pague los dos meses que no trabajaron, cuando el Ministerio declaró el paro laboral como ilegal. Además, que los trabajadores no quieren que se audite el manejo que hubo en anteriores directorios de turno.

La empresaria recordó que en los dos años que no hubo zafra se entró a la central de riesgo, lo que calificó como catastrófico que no haya zafra en este año, cuando también se sabe que esa actividad mueve la economía en Bermejo.