Campaña “Un cuaderno por una sonrisa” benefició a más de 2.700 niños

La campaña “Un cuaderno por una sonrisa” alcanzó a beneficiar a más de 2.700 niños de la
zona alta de Tarija. La actividad que fue impulsada por la Secretaría de Desarrollo Humano de la Gobernación en coordinación con la esposa del gobernador Adrián Oliva, Yenny Raña, llegó a 83 comunidades de los municipios de El Puente y Yunchará.

Esta actividad que se realiza por segundo año consecutivo, esta vez se ha concentrado en la zona alta de Tarija, esto a raíz de la propuesta del gobernador Oliva, en poder llegar a las comunidades que han sido afectadas por las riadas. Cabe mencionar, que la pasada gestión la campaña con el nombre de “Niño valiente del Bicentenario” recorrió los tres pueblos indígenas, Guaraní, Weenhayek y Tapiete.

El equipo técnico encargado de distribuir el material a los niños de la zona alta, no le importó recorrer caminos de tierra, dejando de lado aspectos como el viento, el sol, o las bajas temperaturas características de estos lugares.

Empero, no solamente se trató de entregar material escolar, sino también insumos de higiene personal, además de trasladar todo un equipo para que pueda realizar atenciones médicas en las zonas que se visitaba.

Yenny Raña esposa del gobernador Oliva, manifiesta que en cada lugar que han visitado,
pudieron sacarles más de una sonrisa a los niños, entregándoles una mochila ecológica, un
cuaderno, lápices, colores, borrador, cepillo de dientes, entre otras cosas, que fueron
entregadas a niños de primero a sexto de primaria.

“Al margen de haber llegado con estas cosas, debemos resaltar el trabajo de las brigadas de salud que nos han estado acompañando, además de haber podido realizar campañas de
prevención dental, además de la socialización de derechos y obligaciones de los niños”, expuso Raña.

Este equipo humano que ha sido parte de la campaña destaca que en varios de los lugares que han visitado, nunca antes había llegado ni siquiera una autoridad con este tipo de ayuda.

“Hemos pasado momentos hermosos ayudando a la gente, pero la calidez de la gente fue lo más lindo, con esa humildad que les caracteriza a la gente del campo, siempre nos esperaban con un café con leche o un api con sopaipilla”, recuerda Raña, de toda esta campaña que ha sido emprendida durante el mes de abril.