Cae un clan familiar por la venta de “yerba” en Tarija

Nuevamente un clan familiar dedicado a la venta de sustancias controladas, en esta ocasión marihuana, fue desbaratado en Tarija por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN). Los sindicados fueron sorprendidos con más de un kilo de marihuana en su domicilio y 20 mil bolivianos en efectivo.

La presentación de dos integrantes del clan fue realizada ayer  por la tarde en dependencias de la FELCN, donde el comandante departamental de la Policía, coronel Miguel Ángel Prieto y el comandante departamental de la fuerza antidrogas en Tarija, teniente coronel Reynaldo Quisbert, dieron a conocer detalles del operativo Diego Cd’s 2, que consolidó la aprehensión de una mujer y su esposo.  El coronel Prieto manifestó que el clan tenía en su posesión 1.012 gramos de marihuana, misma que era distribuida entre los menores de edad con la venta de microtráfico, razón por la cual expresó su satisfacción por el trabajo realizado por la FELCN.

Mientras tanto, el jede departamental de la fuerza antidroga explicó que la caída de este clan se debe a intensos operativos y trabajos de inteligencia realizados en área urbana y rural, que dieron con la aprehensión del clan ayer por la mañana. “Allanamos el domicilio haciendo la requisa, donde hicimos la revisión personal a Adelayda Osorio que se encontraba en posesión de marihuana, situación por la cual se aprehendió a la señora y a su esposo”, añadió.

Informó también que el clan estaba conformado por el hijo de ella, quien está con detención en el penal de Morros Blancos, tras haber caído en la ejecución del plan “Diego Cd 1”. Así, dijo que como se tenía al hijo aprehendido inicialmente, se hizo labores de inteligencia y se pudo lograr la captura de los otros dos integrantes del clan.

Asimismo se informó que el clan vendía su droga en diferentes partes de la ciudad, siendo los barrios Abaroa, Florida, Lourdes, Los Chapacos y 4 de Julio, los puntos de venta donde solían comercializar esta sustancia controlada.

De igual forma se conoce que la madre es  ex reclusa y reincidente en el mismo delito, por el cual ya estuvo presa en el penal de la ciudad.  Además de la sustancia secuestrada se incautó 20.000 bolivianos, un celular y una balanza.