Cabildo cruceño clamó por la Chiquitanía y democracia

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, dio lectura a las resoluciones obtenidas del cabildo realizado la tarde de ayer en Santa Cruz, entre ellos respeto al voto del referéndum del 21F, rebeldía ante un posible “fraude” electoral, abrogación de normas que amplían la frontera agrícola y las quemas “controladas”, y “federalismo”, entre otras propuestas que destacan del pliego petitorio.
“También hemos definido juntos rebeldía y desobediencia ante un posible fraude. Es nuestro derecho y eso no es sedición, es soberanía, es valentía y eso nos sobra a los cruceños. Hoy empezamos a dar el punto final a las imposiciones, por eso vinimos a decidir”, manifestó el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz durante su intervención. La resolución se debió tras la primera pregunta, de cuatro, que se lanzó en la concentración. Alejandra Serrate, activista cruceña de Resistencia Femenina, consultó: “¿Juran rebeldía ante el cuarto mandato ilegal de Evo Morales y Álvaro García Linera?”. Ante la misma, los asistentes contestaron afirmativamente.
La participación del cabildo fue multitudinaria y, según los datos que dio Camacho, concentró a más de un millón de personas. Camacho aseguró que los asistentes fueron de forma voluntaria a expresar su molestia porque el Gobierno no respetó los resultados del 21F, que rechazó la repostulación del binomio del MAS.
“Acaban de decirme que superamos el millón de personas y es el movimiento del pueblo, no hay acarreo. No vinimos a lanzar candidatos, vinimos a tomar decisiones por nuestro pueblo. Ya no vamos a pedir porque no nos escuchan” resaltó Camacho.
El Cabildo aprobó cuatro preguntas en las que también está la petición de la abrogación de las nomas que permiten chaqueos y desmontes, determinaciones alrededor de la protección de la Chiquitanía y un gobierno federal en el país.
Control del voto en las próximas elecciones
La otra determinación del cabildo fue convocar al control de la votación de los ciudadanos en las justas del 20 de octubre, con el fin de evitar un posible fraude, puesto que mencionaron la falta de credibilidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Además, se resolvió dar voto castigo a Morales, a quien calificó de “dictador”.
“Vayamos este 20 de octubre, Votemos, pero controlemos nuestro voto, quedémonos en nuestra mesa, garanticemos la democracia, velemos celosamente por ese voto que nos va a llevar a la libertad. Pero por sobre todo garanticemos la salida de este binomio inconstitucional e ilegal, abuso y atropellador de todos los cruceños y todos los bolivianos (…) Escojamos entre los habilitados y castiguemos a nuestro dictador”, dijo.
Respecto a las críticas al cabildo sobre el que no se haya solicitado aval del TSE, Camacho añadió que no se iban a someterse ningún “verdugo”.

Federalismo
Asimismo, diferentes intervenciones apuntaron a pedir federalismo, modelo de gobierno que Santa Cruz impulsa desde hace varios años. En ese sentido, el cabildo concluyó con la determinación de apuntar a trabajar para lograr dicho anhelo.
“Ustedes lo han pedido y tienen mi compromiso: a partir de hoy este comité empieza a trabajar con ese sueño de poder autodeterminarnos y vamos a empezar a trabajar por ese federalismo”, comprometió Camacho.
Ante dicha afirmación, los asistentes vitorearon la consigna de “Federalismo, federalismo, federalismo”. Por ello, el cívico hizo la última consulta al cabildo cruceño.
“Les hago la pregunta ¿Estamos dispuestos que este cuatro de octubre sea el punto de partida para empezar a trabajar por nuestros sueños federalistas bajo la equidad, la unidad y sobretodo el amor por Santa Cruz y Bolivia?”, preguntó Camacho.
Ante la consulta los asistentes respondieron: “Sí”. Y Camacho resaltó que las determinaciones del cabildo es el punto de partida para el cambio del presidente.