Bolivia ahorrará en 5 años $us 500 MM gracias al Etanol

El gerente general de la Cámara Automotor Boliviana (CAB), Luis Encinas, estimó que el país ahorrará hasta 500 millones de dólares en cinco años con la producción del combustible ‘’Súper Etanol 92’’.
“Además de los 92 octanos, adicionalmente se tendrá un combustible más amigable con el medioambiente y un ahorro de aproximadamente 25 millones de dólares en el primer año de prueba, y eso va a tender a unos 450 y a unos 500 millones en cinco años, eso es lo que se va a poder ahorrar en subvención, que era plata que se tiraba al exterior”, dijo Encinas en Bolivisión.
Según el gerente, la iniciativa también permitirá desarrollar la producción nacional, dar empleo y actuar de forma amigable con el medio ambiente.
Aseguró que el producto que ya se comercializa desde el pasado 1 de noviembre en Santa Cruz, no daña los motores y los vehículos no requieren ser modificados.
Recordó que el año 2011 surgió la Ley General de Transporte (165) en la que se hizo mención a la problemática de la contaminación y se estableció la aplicación de normas medioambientales para la importación de vehículos, por lo que quedó prohibido el ingreso de motorizados que no se adecuen a la norma euro 2 (norma europea sobre emisiones contaminantes).
Pero además en la norma se estableció que en el transcurso de cinco años debían acondicionarse a la norma euro 4. Para lo cual, de acuerdo a Encinas, el sector público y privado se estuvo preparando, a fin de solicitar a los fabricantes extranjeros motorizados bajo esas características.
Sin embargo, comentó que “lamentablemente las fábricas emitieron alertas en vista de que el combustible boliviano no se adecuaba”, ni a la euro 4 porque además el combustible era de 85 octanos.
El miércoles, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, comunicó que el producto ya se encuentra en 17 estaciones de servicio de Santa Cruz y que se espera que las próximas semanas se lo comercialice en La Paz y Cochabamba.
Destacó que en cinco días se logró vender “más de 500 mil litros”, lo que doblaría las expectativas que el Gobierno tenía. “Es un combustible alternativo de mayor octanaje, lubrifica, trabaja muy bien en frío, es amigable al medio ambiente, entonces yo pienso que es un éxito total. Es un lubricante importante”, sostuvo.
Mientras el Gobierno insiste en que el combustible es amigable con el medioambiente, un experto sostiene que no es la realidad debido a que el mismo requiere la ampliación de la frontera agrícola.
“No (es amigable con el medioambiente) porque para producirlo se requiere sembrar caña, ampliando frontera agrícola y usando miles de agrotóxicos como ser fungicidas, insecticidas y herbicidas, además la maquinaria agrícola funciona a diesel”, aseguró Miguel Crespo, director de Productividad Biósfera Medio Ambiente (Probioma), entrevistado por ANF.