Blooming redobló esfuerzos para derrotar a Bolívar

Blooming vuelve a recuperar la sonrisa

Blooming logró reponerse de los caídas que sufrió a lo largo del compromiso para derrotar a Bolívar por 2-1 con el cronómetro encima la noche del domingo, en el estadio Ramón Aguilera Costas, de Santa Cruz y bajo inferioridad numérica que le obligó a redoblar esfuerzos para anotar un triunfo que le devuelve a la línea del éxito.

El plantel cruceño abrió la cuenta temprano en el partido, una alegría que duró poco y encima tuvo que reestructura sus filas con la expulsión de Christian Latorre a los 33 minutos. Por una hora, los celestes del entrenador Miguel Ponce tuvieron que luchar contra la adversidad para anotar esta victoria.

Con una pared en el costado izquierda, Blooming rompió la marcación y un centro de Julio César Pérez llegó al área, donde José Arismendi no alcanzó a conectar, pero el peligro seguía corriendo y Clody Menacho apareció desde atrás para empujar la pelota, colocando el 1-0 a los 14 minutos.

Dos minutos después el empate subió al marcador con el disparo diagonal de zurda de Roberto Fernández. El ataque bolivarista descargó la fuerza en el costado izquierdo, donde acompañó Fernández (exBlooming) para cerrar la ofensiva con esa definición.

El peor momento de Blooming, después del empate, fue cuando perdió al mediocampista Latorre por expulsión. Sin uno de los ejes en el medio sector parecía que iba a perder el control en la mitad del campo, en la mayoría de los casos ocurrió eso y sólo con entrega pudieron sacar adelante del cotejo.

La iniciativa era de Bolívar, el ataque era constante y todo indicaba que la defensa de los locales iba a caer en cualquier momento. Contrario a eso, Blooming resistió hasta encontrar la oportunidad para dar el golpe sorpresivo y decisivo.

A los 80´, un tiro libre de Juan Carlos Arce fue devuelvo por el arquero José Peñarrieta. Encerrado en su lado del campo, el cuadro cruceño recurrió a los contragolpes para que sus jugadores hagan uso de su velocidad para ganar las espaldas de los contrarios.

La viveza de Edward Vaca fue determinante cuando un saque de meta de Peñarrieta llegó a su posición, usó a su favor el rebote y con un toque suave mandó la pelota por encima de Adrián Jusino para quedar delante de Guillermo Viscarra y convertir el 2-1 a los 90 minutos.