“Barrenderos” desbarataron una poderosa banda narco

Policía de la Ciudad logró desarticular una banda dedicada al narcomenudeo, integrada por todos extranjeros y que distribuía droga de máxima pureza en el interior del Barrio 31 en Retiro. Los dealers se manejaban con “soldaditos” que monitoreaban la zona alertando sobre la presencia de personal policial que tuvo que ingresar al barrio con ropas camufladas como barrenderos.
A raíz de tareas para la prevención del delito realizadas por personal de brigadas de la División Operaciones de la Policía de la Ciudad en el citado Barrio, se logró tomar conocimiento que dentro del asentamiento se estaba erigiendo una nueva organización delictiva dedicada al tráfico de estupefacientes que, bajo la modalidad conocida como “narcomenudeo”, operaba en la zona.
Con la información obtenida se dio parte a la Justicia que ordenó una investigación a través del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y la Policía de la Ciudad para que se detallara mediante un informe cuáles eran las actividades ilícitas que desarrollaba la organización y quiénes eran sus principales responsables.
Es así que como resultado de las tareas de investigación consistentes en vigilancias encubiertas, averiguaciones con los vecinos y recopilación de hechos de narcomenudeo de la zona, se logró determinar que las actividades ilícitas eran lideradas por una pareja oriunda de la República de Perú quienes, a su vez, eran secundados por un grupo de jóvenes llamados “soldaditos”, todos de nacionalidad extranjera.
Estos últimos eran quienes conformaban el primer eslabón en la cadena compra-venta de estupefacientes y además, ubicados en puntos estratégicos, alertaban a los líderes de la organización, sobre posibles incursiones de efectivos policiales en la zona.
Ante la imposibilidad de poder cumplimentar las órdenes de allanamientos libradas Juzgado Penal Contravencional y de Faltas N° 28, a cargo de la Dra. María Correa, en tres domicilios dentro del barrio aportados en la investigación ya que serían delatados por los “soldaditos”; es que personal de la Policía de la Ciudad tuvo que camuflarse simulando tareas de barrenderos, recolectores de basura y vendedores ambulantes. De esta manera no llamaron la atención de este grupo de satélites, lográndose un exitoso procedimiento.
En el marco de los operativos se logró la detención de siete imputados, seis de nacionalidad peruana y el restante paraguayo. Asimismo se procedió al secuestro de un “ladrillo” de cocaína compactada de máxima pureza de más de 1 kilogramo de peso, 300 gramos de la misma sustancia distribuidos en varios trozos en forma de piedras, 42 envoltorios con la misma droga fraccionados y listos para su comercialización, 81 envoltorios de marihuana, 350 gramos de pasta base, dos balanzas de precisión, 15 teléfonos celulares, una réplica de pistola, 72.835 pesos en efectivo, elementos de corte utilizados para “estirar” las sustancias y cuadernos con anotaciones de interés para la causa.
Realizadas las consultas a la Fiscal Dra. María Massaglia, a cargo del Área de Casos Especiales de la Unidad Fiscal Este, se ordenó el traslado de todos los detenidos a la Alcaidía de la Comuna 15 bajo los cargos de “Infracción a la Ley 23.737”, conocida como Ley de drogas.