Ausencia de Evo predispone cambios en dirigencias del MAS

Los conflictos internos del Movimiento Al Socialismo (MAS) salieron a la luz mucho antes de que su líder nacional y expresidente de Bolivia, Evo Morales, anunciara su renuncia a través de un canal estatal, tras los conflictos ciudadanos, que se propagaron una vez que se habló de la posibilidad de fraude en las elecciones pasadas.

En agosto de la presente gestión, las organizaciones sociales pidieron un cambio en el mandato departamental del MAS en Tarija. Sin embargo, por la proximidad de las elecciones nacionales se decidió que el mandato de Carlos Acosta, como presidente regional del MAS, se prolongue. Esta acción no fue del todo aprobada. Una parte de las comunidades campesinas no estaba de acuerdo.

Sin embargo, tras los sucesos políticos el asambleísta de O’connor, Abel Guzmán, indicó que una de las maneras de reestructurar el MAS -ahora que el expresidente Morales no se encuentra en Bolivia ni en carrera electoral-es renovando las dirigencias de los movimientos sociales con el objetivo de que las bases sean las que tomen la tutela.

“En el MAS tiene que haber una reestructuración. Caso contrario irá a enfrentar unas elecciones que no tendrán muchos cambios y eso puede hacer que no le vaya muy bien. Yo he sido crítico en su momento, pues todo fue producto de los problemas que se han dado en la coyuntura interna. Se tienen que cambiar algunos elementos importantes, que se adecuen al plan de Gobierno con el objetivo de reflejar lo que el pueblo quiere. Caso contrario vamos a seguir en esta misma dinámica”, explicó Guzmán.

Los próximos cambios

En el Ampliado departamental  del MAS se habló de convocar a elecciones de nuevas dirigencias para Tarija y las regionales. Por lo tanto se conoció que hasta enero los movimientos sociales deberán presentar a un candidato para que éste pueda ocupar el puesto de presidente departamental del MAS y así coordinar con las bases los trabajos y acciones que se realizarán. Esto con el objetivo de fortalecer el instrumento político de Morales rumbo a las  elecciones nacionales de 2020.

Las dirigencias de los movimientos sociales en el Chaco también deberán presentar cambios según lo propongan sus bases.

El descontento

Un militante del Movimiento Al Socialismo, quien prefirió no revelar su identidad, indicó que en el momento que los invitados políticos asumieron puestos de poder y jerarquías en el MAS, las bases desconfiaron de la estructura.