ASO deja a “Chavo” Salvatierra fuera del Rally Dakar 2019

Pese a los intentos del corredor boliviano Juan Carlos Salvatierra por participar en el Rally Dakar 2019 con su máquina Barren Racer One en la categoría de cuadriciclos, la Amaury Sport Organisation (ASO) decidió dejarlo fuera, aunque con argumentos que no convencieron al piloto.

“Les escribo para informarles oficialmente que la organización del Dakar, contraviniendo su reglamento y el reglamento de la FIM (Federación Internacional de Motociclismo) nos ha dejado fuera del Rally Dakar 2019. Hoy (en referencia al domingo) es un día triste para mi país, mi equipo y el deporte en general”, comentó Salvatierra en su cuenta oficial.

Por última vez, antes del mediodía del domingo, cuando expiraba el plazo para la verificación administrativa, Salvatierra se dirigió al punto que dispuso la Amaury para llevar adelante esta labor; sin embargo, la respuesta fue la misma y Bolivia quedó con un corredor menos en esta carrera, que el lunes cumplirá con su primera etapa.

Salvatierra lamentó que la organización ni siquiera haya recibido toda la documentación con la cual cuenta para validar su máquina. Tampoco recibió de parte de la ASO una respuesta o una aclaración sobre qué parte del reglamento está vulnerando, tomando en cuenta que su inscripción fue aceptada con el Barren Racer One y hay un documento, con la firma del director de la ASO (Etinne Lavigne), que prueba eso y que dicho motorizado corrió en las versiones 2017 y 2018 con otro piloto, además de correr en el Campeonato Mundial Cross Country.

La organización se pronunció, a través de su página oficial en Facebook, con un comunicado ambiguo:”No rechazamos su participación en el Dakar 2019, pero el quad con el que desea disputar el rally no es conforme al reglamento de la prueba, que precisa claramente que los vehículos inscritos tienen que ser accesibles a todo el mundo y por tanto producidos en serie. No es el caso de este quad, que es un prototipo”.

“Estoy triste, me costó mucho llegar acá, fue un año de preparación, y estoy dolido”, mencionó Salvatierra, cuya indignación creció al enterarse que algo similar ocurrió con un piloto europeo con una máquina prototipo y este deportista no recibió ninguna observación.

La ASO sugirió al representante boliviano participar con otro cuadriciclo, una idea descartada por Salvatierra -incluso el corredor Wálter Nosiglia Navarro ofreció el motorizado de su “mochilero”, Santiago Hansen-, porque requiere de un tiempo de adaptación con la máquina para encarar una carrera tan peligrosa de 14 días.

“Hay que conocer la máquina, eso lleva tiempo, no es de un día para el otro. Sería irresponsable, incluso colocar mi vida en riesgo, porque en esta prueba se tiene que ir de frente a toda velocidad”, concluyó Salvatierra, quien este año iba a hacer su debut en cuadriciclos después de siete años participando en motos.

El corredor analiza demandar a la ASO por daños y perjuicios. De momento se quedará en Lima, para ver cuáles serán los pasos a seguir con este reclamo a nivel legal.