Argentina prohíbe los despidos por 60 días

El Gobierno de Alberto Fernández lanzó un decreto que prohíbe los despidos durante 60 días en el marco de la pandemia global del Covid-19, por el cual Argentina mantiene el estado de cuarentena obligatoria.

La medida determina que no se puede despedir «sin justa causa», ni tampoco se va a terminar la relación laboral por motivos de «falta o disminución de trabajo y fuerza mayor». Así, a pesar de que las empresas tengan menos ganancias durante la emergencia sanitaria, no podrán deshacerse de su mano de obra.

En esa línea, el texto del Ejecutivo indica que tampoco se permiten las suspensiones por el mismo plazo de tiempo. En efecto, aquella es una medida habitual adoptada por patronales que quieren prescindir de sus subordinados de forma temporal, hasta que las cuentas mejoren.