Arda Turan condenado a dos años y ocho meses de prisión

El turco Arda Turan, ex compañero de Lionel Messi en Barcelona y que supo ser pieza clave de Diego Simeone en Atlético de Madrid, fue condenado a dos años y ocho meses de cárcel por agredir a un cantante de pop por portación de armas sin licencia y por disparar al suelo en un hospital.

El caso por el cual fue procesado Turan se remonta a octubre de 2018. A la salida de una discoteca en Estambul, el futbolista tuvo una pelea con el cantante de pop Berkay Sahin, a quien le rompió la nariz de un golpe en el rostro, motivo por el que terminó en el hospital. El incidente venía precedido de un conflicto anterior: la mujer del cantante aseguraba que había sido abusada sexualmente por el futbolista, quien reaccionó de la peor manera.

Al menos tiene un alivio el mediocampista, que actualmente juega en el Basaksehir (cedido del Barcelona desde enero del 2018), de la Superliga de Turquía: no deberá cumplir con la sentencia a menos que reincida durante los próximos cinco años.

En un principio, la fiscalía de Estambul había pedido 12 años y cinco meses de cárcel. A casi un año del hecho, Turan fue absuelto del delito de acoso, pero fue condenado a dos años y ocho meses por las lesiones generadas en el cantante, por el uso ilegal del arma y por haberla utilizado en el hospital donde Sahin estaba, luego del altercado a la salida de la discoteca.

Como el futbolista de 32 años renunció a apelar la sentencia, no tendrá que cumplir inmediatamente con el ingreso a prisión, a menos que cometa otro delito a lo largo del próximo lustro.

Mientras estaba siendo juzgado, Turan negó rotundamente las acusaciones de abuso. Sin embargo, reconoció el resto de los hechos, pero aseguró que el disparo fue accidental. Además, denunció a Sahin por «difamación».

Este exabrupto no es un hecho aislado en la carrera del turco. Turan es un jugador temperamental al que se lo vio, en muchas oportunidades, peleándose con rivales, árbitros y jueces de líneas. Por ejemplo, en mayo del 2018 fue sancionado con 16 partidos y una multa económica por atacar a un árbitro asistente.