Aprehenden a dos médicos por uso indebido de bienes

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz informó ayer miércoles que el director del Hospital Obrero, Rolando M., y el neurocirujano del Hospital Materno Infantil, José Manuel B., fueron aprehendidos y remitidos a la justicia tras ser acusados del presunto delito de uso indebido de bienes y servicios.

 

Los galenos habrían ingresado de forma irregular una pieza ósea al Banco de Huesos del Hospital Obrero de La Paz, lugar donde permaneció desde el pasado 5 de abril hasta la fecha.

“De acuerdo a la denuncia existiría una pieza ósea que estaría almacenada en este Banco de Huesos en una máquina de criogenia de una paciente que no sería asegurada”, indicó el jefe de la División de Corrupción de la FELCC, Luis Fernando Guarachi.

 

Según la autoridad policial, José M. dio la autorización para el ingreso del resto óseo en abril porque entonces era el responsable del Banco de Huesos del Hospital Obrero.

“En el libro de registro de ingreso de esta pieza ósea dice que fue el 5 de abril por instrucción de un médico neurocirujano (José Manuel B.), quien habría hecho la operación en la Clínica Alemana (de servicio privado)”, agregó.

 

Los acusados fueron aprehendidos el martes a denuncia de la Unidad de Transparencia de la Caja Nacional de Salud (CNS) y ahora permanecen detenidos en celdas policiales.

“Estamos a la espera de la imputación formal por parte del Ministerio Público. El delito que se ha denunciado es el uso indebido de bienes y servicios”, apuntó Guarachi.

 

Médicos se declaran

en emergencia

Tras la aprehensión de los acusados, médicos de la CNS cuestionaron el accionar contra sus colegas y anunciaron un paro indefinido hasta que sean liberados.

“José Manuel B. y Rolando M. han sido detenidos injustamente (…) y hemos declarado paro indefinido porque no pueden mellar nuestra dignidad”, indicó la secretaria ejecutiva del Sindicato Médico y Ramas Afines (Simra), Susana Guzmán.

 

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, explicó que las acusaciones son infundadas porque se trata de procedimientos médicos quirúrgicos.

“El Banco de Huesos del Hospital Obrero es el único que existe en el departamento. El hueso tiene que conservarse en algún lugar porque no se puede colocar después de una cirugía, ya que se está hablando de una cirugía de cráneo”, apuntó.