Anuncian proceso penal contra vocales del TSE por “pisotear la voluntad popular” del 21F

El diputado Santamaría consideró que cuatro vocales cometieron varios delitos al habilitar la candidatura del binomio oficialista, entre ellos, incumplimiento de deberes, prevaricato y resoluciones contrarias a la Constitución.

Frontis del TSE

El diputado opositor, Wilson Santamaría, informó este miércoles que presentará una demanda penal en contra de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani, Lidia Iriarte y Lucy Cruz, que habilitaron al presidente Evo Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera para las elecciones de 2019.

“Hemos decidido acudir ante la justicia penal para denunciar a los cuatro vocales, que con su voto han decidido ponerse en contra del pueblo boliviano para garantizar la habilitación ilegal e inconstitucional de Evo Morales y Álvaro García Linera, (…) y que han puesto al Órgano Electoral al servicio del Gobierno pisoteando la voluntad popular”, dijo el legislador.

Agregó que después del 8 de diciembre, que era el plazo inicial establecido por el TSE para pronunciarse sobre la habilitación de las candidaturas, formalizará su denuncia.

El diputado consideró que los cuatro vocales cometieron varios delitos al habilitar la candidatura del binomio oficialista, entre ellos, incumplimiento de deberes, prevaricato y resoluciones contrarias a la Constitución Política del Estado (CPE).

En el referendo del 21 de febrero de 2016, la mayoría de los bolivianos se opuso a una nueva candidatura de Morales, sin embargo, el oficialismo desconoció ese resultado y logró viabilizar la repostulación indefinida del Jefe de Estado a través de un recurso judicial presentado ante el Tribunal Constitucional.

Aunque el TSE en reiteradas ocasiones recordó que el resultado del 21F es vinculante –porque además fue la misma instancia que administró esa consulta a la ciudadanía– anoche resolvió en Sala Plena habilitar la candidatura de Morales y su acompañante con el voto de los cuatro vocales cuestionados, mientras que sus colegas Antonio Costas y Dunia Sandóval mostraron su disconformidad expresando su voto disidente.

Tomado de ANF