AMLO buscará congelar polémica reforma educativa

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el martes que buscará dejar sin efecto una polémica reforma educativa hasta que se llegue a un consenso para una nueva ley del sector, cediendo a presiones de un poderoso grupo magisterial que ha exigido con fuerza que sea derogada.

López Obrador aseguró que instruirá en un memorando a los secretarios al frente de las carteras de Educación, Gobernación y Hacienda para que “busquen la manera” de que “quede sin efecto” la reforma educativa aprobada en el gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto, para iniciar un diálogo sobre una nueva reforma “aceptada por todos”.

“En tanto se hace la reforma constitucional y la reforma a las leyes, el memorándum va dirigido a que no se apliquen las medidas de la mal llamada reforma educativa que afectaban a los maestros”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“Que sea una especie de amparo con aplicación retroactiva en tanto, mediante el diálogo (…) se llega a un acuerdo para la aprobación de una reforma constitucional y la aprobación de las leyes”, añadió.

Profesores agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) -un grupo disidente del sindicato de educadores- han realizado protestas y bloqueos durante meses pidiendo que el presidente cumpla su promesa de campaña de derogar la reforma educativa aprobada en 2013.

La CNTE dificultó la aplicación de la reforma, alegando que no fue más que una maniobra de Peña Nieto para recuperar el control político de la educación y utilizar evaluaciones a los docentes para sancionarlos.

López Obrador, dijo, sin embargo, que el gobierno mantendrá el control de las plazas laborales de los maestros.