Advierten que tiendas en barrio Avaroa se vuelven licorerías

Mediante vecinos del barrio Avaroa, e incluso en las redes sociales, surgieron denuncias referentes a que el consumo de bebidas alcohólicas en la zona se suscita de forma constante, situación que provocó un operativo en las tiendas de barrio por parte de diferentes reparticiones del Gobierno Municipal de Tarija, mismo que concluyó con un total de 163 litros de bebidas alcohólicas decomisadas.

Operativo

El comandante de la Guardia Municipal, Aldo Vega, informó que en la zona existe un establecimiento educativo, lugar que alberga niños, además una plaza con parque para que las familias pasen el tiempo y para precautelar la seguridad de la población se realizaron varios operativos en las tiendas del barrio Avaroa. El pasado viernes se decomisaron 163 litros de bebidas alcohólicas sin registros.

“Hemos podido realizar el comiso de una gran cantidad de bebidas alcohólicas, alrededor de 100 unidades de bebidas y también el alcohol a granel con una cantidad de más de 50 litros decomisados en el lugar. Vamos a intensificar los operativos para disminuir el índice del consumo de alcohol y sobre todo pretendemos brindar seguridad al barrio y otras zonas”, indicó.

Las actuaciones y estos operativos, según explicó Vega en conferencia de prensa ayer, se ejecutan en base a denuncias o peticiones que procedan a solicitar los presidentes de diferentes barrios; sin embargo, se desarrolló un cronograma de actividades para realizar operativos de control en diferentes zonas.

Ley Nacional Nº 259

La secretaria de la Mujer y Familia de la Alcaldía, Patricia Paputsakis, explicó que este operativo se realizó con el fin de dar cumplimiento a la Ley de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, por tanto los controles de ahora en adelante se incrementarán en distintos puntos de la ciudad.

“Exhortamos a los vendedores de las tiendas de barrio a que realicen un expendio responsable de lo que les permite la normativa y en ningún caso estas bebidas, que son de contrabando y a granel, porque van a ser decomisadas en base al reglamento que tenemos desde el Gobierno Municipal”, dijo.

Además de vender bebidas alcohólicas no autorizadas, los propietarios de estas tiendas de barrio, según Paputsakis, también ejercen un mal uso de la licencia de funcionamiento otorgada por la Alcaldía, por lo que pidió a la población en general denunciar este tipo de hechos para tomar las acciones que correspondan al caso.

Tiendas “pierden su esencia”

La intendente Municipal, Rosa Mendoza, aseguró que la venta de este tipo de bebidas, sin registros de importación ni sanitario, además de atentar contra la salud de la población, de un tiempo a esta parte, provocó que las tiendas de barrio “pierdan su esencia” y ya no provean productos solo de primera necesidad al cliente.

“La verdad esto es preocupante, ver como las tiendas de barrio han perdido su esencia porque su licencia es para que vendan productos de primera necesidad para las amas de casa; sin embargo, vemos que en este tiempo existe la venta inescrupulosa y exagerada de bebidas alcohólicas, sobre todo adulteradas y que no cuentan con registro sanitario”, lamentó.

De acuerdo a Mendoza, la venta de estas bebidas también amenaza a un sector poblacional vulnerable, los jóvenes, ya que al ser altamente económicos, cualquier persona puede acceder a uno de estos.

 

Bebedores frecuentes deambulan en plazas

La denuncias por parte de los vecinos, de acuerdo a la directora de Orden y Seguridad de la Alcaldía, Susana Pantoja, reportan que por la venta de bebidas alcohólicas en la tiendas aledañas a la plaza Avaroa, personas consumidoras consuetudinarias se apostan en las bancas y aceras de este espacio público. “Lamentablemente muchas personas reportan mucha inseguridad”, dijo la autoridad, a tiempo de recalcar que se teme por la seguridad de los niños que estudian cerca.