A trabajar en tu cuerpo

José Arciénaga  Preparador físico

La idea es trabajar una parte del cuerpo cada día, en base a una agenda. Por ejemplo, en el primer ejercicio del lunes, puedes concentrarte en tus abdominales. Lo primero que debes saber es que para que cumpla con su función, debes ejecutar tus ejercicios lentamente, evitando siempre el impulso. Al día siguiente en glúteos, y así respectivamente. Aunque dicen que el fin de semana es para descansar, al llegar el sábado puedes hacer algún ejercicio en familia como jugar al frisbee, bailar o crear un huerto y cuidarlo asegurándote que te estás moviendo al menos diez minutos consecutivos.
Si eres una persona sedentaria o deseas empezar a hacer deporte, pero no sabes cómo iniciarte porque hace años que no realizas ningún tipo de ejercicio físico, hay una rutina de introducción efectiva, cuya duración es de cuatro semanas y cada siete días tiene actividades que aumentan en intensidad y duración (de 10 a 15, a 20 y a 30 minutos diarios). La primera semana se puede repetir incluso más veces, hasta que te sientas seguro de que te ves capaz de pasar al siguiente nivel. Al final del reto cualquiera estará listo para realizar cualquier actividad deportiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Son ejercicios para cualquiera, muy fáciles de hacer incluso para gente con obesidad o de mayor edad. Estos movimientos pueden mejorar las articulaciones y el tono muscular y constituyen el punto de partida para comenzar gradualmente un camino de aptitud. Todos los días es bueno comenzar la sesión con un calentamiento y después repetir 20 veces cada ejercicio con una pausa de 30 segundos entre uno y otro manteniendo los abdominales completamente contraídos. Una vez finalizado el entrenamiento (que debe durar unos 10 minutos) es bueno enfriar el cuerpo correctamente.