A 38 años de la masacre de Harrington, afirman que la democracia está «mortalmente» amenazada

Paz Zamora nominó como “comandantes de la democracia” a los dirigentes asesinados en la dictadura de Luis García Meza.

La tumba de los mártires de la calle Harrington en el cementerio general. Foto: ANF

Hoy se cumplen 38 años de la masacre en la calle Harrington en el barrio de Sopocachi en La Paz. Como cada año, diferentes autoridades y políticos, por separado, rindieron homenaje a los “mártires” y afirmaron que en la actualidad, la democracia está amenazada por el gobierno del MAS.

El 15 de enero de 1981 patrullas de paramilitares del régimen de Luis García Mesa irrumpieron en un domicilio de la calle Harrington y asesinaron a ocho militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR): Jorge Baldivieso, Gonzalo Barrón, Artemio Camargo, Arcil Menacho, José Luis Suárez, Ricardo Navarro, José Reyes y Ramiro Velasco, quienes luchaban para instaurar la democracia durante la dictadura.

El expresidente y actual candidato por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jaime Paz Zamora, junto a sus militantes de partido, asistió al Cementerio General de la urbe paceña, donde están enterrados los dirigentes, para rendir homenaje a los denominados “mártires de la democracia».

Una misa y serenata dieron inició a la celebración en el camposanto, donde Paz Zamora rememoró las luchas de los homenajeados y agregó, que hoy en día la democracia conquistada por los mártires de la masacre “está involucionada y mortalmente amenazada” por el gobierno del MAS.

“Sin democracia no hay país (…). Hoy en día, esa democracia conquistada por su sangre derramada está involucionada, mortalmente amenazada, desvirtuada, pero además con una mala fe que nos quieren llevar por un camino no democrático”, dijo.

El candidato del PDC anunció que en adelante ya no llamará “mártires” a los ocho dirigentes asesinados, sino “comandantes de la democracia” para perpetuar su lucha por la democracia en el país.

“Su sangre no ha sido derramada en vano, esta lucha que llevaron adelante va a continuar. No les voy a llamar más mártires, los voy a llamar en adelante comandantes, comandantes de la democracia y esa lucha la vamos a llevar adelante y con ustedes comandantes, venceremos”, agregó.

Entre tanto, el Alcalde Luis Revilla, el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), familiares de los mártires y representantes de otras instituciones también homenajearon a los caídos de la calle Harrington en la avenida del Poeta de la ciudad de La Paz.

El burgomaestre lamentó que el gobierno pretenda desconocer el voto popular, que es lo más “sagrado” que tiene la democracia y aseguró que hay gente que quiere volver a la “barbarie” por las amenazas que lanzan de enterrar vivos a las personas que piensan diferente al MAS.

“Lo más sagrado que tiene la democracia es el voto popular y se lo quiere desconocer. Quieren volver a esa barbarie, a enterrar vivo a los que no piensan como ellos. Por eso es importante recordar que las amenazas de algunas autoridades y miembros del partido de gobierno que quieren asesinar a quien no piensa lo mismo, eso nos preocupa”, señaló.

Las declaraciones de la autoridad municipal surgen luego de que  al alcalde de Colomi advirtiera el fin de semana con “enterrar vivos” a los opositores que vayan a hacer campaña a su municipio.

En la ciudad de Tarija, también se realizó un homenaje en honor a las víctimas.

Tomado de ANF